domingo, 16 de enero de 2011


¿QUE HACER POR LOS QUE TODAVIA NO SON DELINCUENTES?
Por Ernesto Partida Pedroza

Son tantos los muertos como producto del crimen organizado que es urgente hacer algo al respecto.
El problema es que eso urgente se concentra en la acción de los policías, del ejército, de la marina y de las procuradurías.
Está bien que eso se haga, pero está mal que solo se haga eso.
El problema es que el aparato de justicia solo puede actuar contra los delincuentes consumados y ¿Que pasa con los que están a punto de convertirse en delincuentes? ¿Debemos esperar a que cometan el primer delito para meterlos a la cárcel?
No,  aquí es donde las instituciones de educación, de cultura y economía deben actuar para que  esos jóvenes no se conviertan en delincuentes.
Es indispensable que los medios de comunicación se incorporen a esta lucha.
A estos les toca investigar y difundir las ideas que lleven a los jóvenes a incorporarse a una vida productiva que beneficie al país entero.
Es un crimen esperar a que los jóvenes se conviertan en criminales para después meterlos a la cárcel.
Actualmente parece que el presidente Calderón es quien encabeza la lucha contra los criminales, esa posición la deberían tener sus subalternos, él debería encabezar la lucha por la construcción de un mejor país con estos jóvenes que son el futuro de México, pero si no tienen estos jóvenes un liderazgo fuerte y sabio, estos van a caer irremediablemente en las garras de la delincuencia organizada.

Tengo información de primera mano de que en el próximo septiembre del presente año va dar inicio un proyecto en todo el estado de Puebla en todas las escuelas del estado, desde primaria hasta profesional para concientizar y comprometer a todos los actores del proceso educativo como los padres de familia, los maestros y los alumnos para hacer un mejor estado y posteriormente se va a extender a todo el país con lo cual, de llevarse a cabo, no tengo la menor duda de que será un fuerte impacto para México.
Este proyecto lo inicia un empresario poblano y lo quiere empezar en Puebla para que sea un regalo de Puebla para México y de México para el mundo.
Con este proyecto se demostrara que con el buen uso del dinero se pueden hacer grandes proyectos que traigan un beneficio para todo el país.
Los políticos por lo general no toman en serio el problema de la educación porque piensan que los efectos se verán 25 años después y lo que realmente les interesa son proyectos que se pueden ver a corto plazo para seguir escalando en sus proyectos personales.
Con el proyecto de este empresario poblano, se demostrará que los efectos se pueden ver a corto, mediano y a largo plazo.
También se demostrará que poniendo toda la atención en la edificación de un mejor país, caerá por su propio peso la delincuencia organizada.
Ya no habrá tantos clientes para los narcos porque todos estaremos muy ocupados en la edificación de un mejor país.