lunes, 24 de enero de 2011

Erasto Ensástiga V Asamblea Legislativa del DF



DIPUTADO ERASTO ENSÁSTIGA SANTIAGO

PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE PRESUPUESTO Y CUENTA PÚBLICA




 

               
18 de enero de 2011.
HABRÁ MÁS POBRES SI NO SE FRENA EL IMPACTO DEL ALZA DE PRECIOS, GASOLINAS Y TARIFAS ELÉCTRICAS
*Urgen medidas para revertir el impacto inflacionario: Erasto  Ensástiga
*Tarifas eléctricas podrían aumentar 9 por ciento a partir de febrero
Tras advertir que aumentará el número de pobres  y personas en extrema pobreza en el país si el gobierno federal no frena el impacto inflacionario que provoca el aumento de precios, gasolinas y tarifas eléctricas en el consumo de las familias de escasos recursos, el diputado Erasto Ensástiga urgió al Ejecutivo federal a implementar medidas que ayuden a revertir los efectos negativos que está provocando la escalada de precios.
El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), señaló que como viene sucediendo desde hace cuatro años,el aumento controlado de precios de combustibles y tarifas eléctricas por el gobierno federal está provocando un mayor empobrecimiento de la población, porque los bienes y servicios de primera necesidad como alimentos o el transporte resultan cada vez más caros mientras que la fuerza de trabajo no ve incrementados sus ingresos.
Resaltó que en estos cuatro años, las familias y los productores, sobre todo relacionados con los alimentos, experimentamos una gran incertidumbre y pérdida de poder adquisitivo de nuestros ingresos, debido a las alzas que cada mes aplica el gobierno federal a los precios de las gasolinas y el diesel, así como a las tarifas de la electricidad.
De esta forma, dijo, mientras que en el  2002 los hogares destinaban el 3.4 % de sus ingresos a estos rubros, para el 2008 el consumo de energéticos absorbió el 7.8 % de su gasto total.
En cuanto a las tarifas eléctricas, Ensástiga indicó que no solamente se ha determinado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público un aumento mensual permanente, sino que para este año de 2011, se anunció que dicho aumento dependerá de la inflación y del precio de los combustibles, y además será el doble de la inflación. “En ese sentido, si la inflación observada en diciembre de 2010 es del 4.40 %, las tarifas eléctricas podrían aumentar hasta un 9 % a partir de febrero de 2011”, subrayó.
El legislador por el PRD, comentó que al iniciar el año, el precio del diesel aumentó 11.8 %, el gas en más del 12.7 % y las tarifas eléctricas en 6.4 %. Y todos estos precios presionan al alza de los precios de otros bienes, por lo que nuevamente, los incrementos de los costos por este insumo, se trasladarán mecánicamente, en primer lugar, a los precios de los bienes y servicios de primera necesidad, con las terribles consecuencias en el empobrecimiento de la mayoría de nuestra población.
Estamos pues, insistió, presenciando el inicio de una espiral inflacionaria, promovida por las propias autoridades encargadas de mantener la estabilidad de los precios y la economía, así como del poder de pago de la moneda nacional, la cual se deprecia rápidamente ante el ascenso de los precios de insumos fundamentales como son los energéticos y el transporte.
Ante ello señaló que el gobierno Federal mantiene su fe ciega en las leyes del mercado y ante los primeros vestigios de recuperación económica, interrumpe el proceso incentivando la inflación y lo que es peor, no ofrece por lo menos, medidas que minimicen sus efectos en los segmentos de la población más pobre, por lo que urge que se apliquen subsidios a productores, transportistas y familias pobres a fin de que sea el gobierno federal el que absorba el impacto de las alzas, antes que  seguir castigando a los que menos tienen.