sábado, 16 de octubre de 2010

Colaboracion de los cubanos de cuba

(courtesia de Nelson Valdes y la lista electronica Cuba-L Direct )
 
tomado de Adital (Brazil)
 
La verdad es que Cuba encara reformas
económicas para mejorar el socialismo
 
por Emilio Marín
 
Las agencias internacionales titulan desde agosto que en Cuba se echará un
millón de empleados. Ni la cifra es correcta. La isla busca más eficiencia y
productividad de su economía socialista.
 
Cuba está bloqueada por su poderoso y mal vecino, en forma total desde
febrero de 1962. La Asamblea General de la ONU está examinando el informe
presentado este año por ese país, instando a que EE UU cese en esa medida
que califica como acto de guerra y genocidio.
 
En ese informe se lee: "el daño económico directo ocasionado al pueblo
cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de
los Estados Unidos contra Cuba hasta diciembre de 2009, a precios
corrientes, calculados de forma muy conservadora, asciende a una cifra que
supera los 100 mil 154 millones de dólares".
 
Al hablar de la isla no se puede perder de vista ni por un instante el daño
brutal y las limitaciones que impone el bloqueo, prorrogado por Barack Obama
por otro año más.
 
Sin embargo, además de exigir el cese de esa agresión, las autoridades
cubanas entienden que su modelo económico necesita reformas. Esto es fruto
de la crítica y la autocrítica, el análisis y la reflexión para saber qué
anda regular o mal y cómo cambiarlo.
 
El presidente Raúl Castro planteó el problema del exceso de empleados
estatales en abril de este año al hablar ante el Congreso de la Unión de
Jóvenes Comunistas (UJC). "Si mantenemos plantillas infladas en casi todos
los ámbitos del quehacer nacional y pagamos salarios sin vínculo con los
resultados, elevando la masa de dinero en circulación, no podemos esperar
que los precios detengan su ascenso constante. Sabemos que sobran cientos de
miles de trabajadores en los sectores presupuestado y empresarial, algunos
analistas calculan que el exceso de plazas sobrepasa el millón de personas y
este es un asunto muy sensible que estamos en el deber de enfrentar".
 
Las agencias internacionales interesadas en desprestigiar a la revolución
cubana, lo único que retuvieron de ese mensaje es que el presidente se
aprestaba a despedir a un millón de empleados. Hasta la cifra era falsa,
pues textualmente él afirmó que sobraban "cientos de miles de trabajadores".
Lo del "millón" era opinión de "algunos analistas".
 
Acostumbradas CNN y Fox al despiadado sistema capitalista, aún más inhumano
luego de la crisis desatada en 2008, no repararon en este compromiso del
orador: "la Revolución no dejará a nadie desamparado, luchará por crear las
condiciones para que todos los cubanos tengan empleos dignos, pero no se
trata de que el Estado se encargue de ubicar a cada uno tras varias ofertas
laborales. Los primeros interesados en encontrar un trabajo socialmente útil
deben ser los propios ciudadanos".
 
Así comenzó el debate en La Habana, mal interpretado y mal presentado por
los medios de comunicación obsesionados en bombardear al socialismo
caribeño. ¿Acaso no es legítimo que ese país busque mejores resultados
económicos?
 
Consultas y plan
 
Al hablar el 1 de agosto ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, el
jefe de Estado aludió a las etapas en que se irá reduciendo el exceso de
empleados estatales.
 
Lo importante es que, a diferencia de las cesantías masivas producidas en
los países imperialistas y capitalistas, estos programas son debatidos con
los interesados. Castro detalló que se había dialogado con la Central de
Trabajadores de Cuba (CTC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR),
los militantes del Partido Comunista Cubano y la UJC.
 
El parlamento fue anoticiado [sic.] que "en una primera fase, que
planificamos concluir en el primer trimestre del próximo año, se modificará
el tratamiento laboral y salarial a los trabajadores disponibles e
interruptos de un grupo de organismos de la administración central del
estado, suprimiendo los enfoques paternalistas que desestimulan la necesidad
de trabajar para vivir y con ello reducir los gastos improductivos, que
entraña el pago igualitario, con independencia de los años de empleo, de una
garantía salarial durante largos períodos a personas que no laboran".
 
Las tendencias al igualitarismo, de pagar lo mismo a quienes hacen bien su
trabajo que a quienes lo hacen mal o directamente no trabajan, están
haciendo daño a la economía. Hay indisciplina y hasta relajo laboral. El
presidente Castro llegó a decir: "tenemos que borrar para siempre la idea de
que Cuba es el único país del mundo en que uno puede vivir sin trabajar". Si
esto era así o no, serán los cubanos quienes puedan afirmarlo con certeza.
Pero si era así, como sostuvo el mandatario, es obvio que debía ponérsele
fin. Un país bloqueado por el imperio, carente de muchas riquezas naturales,
etc., debe superar sus dificultades en base a su pueblo culto, que lo tiene,
y un estilo de trabajo esforzado, donde habría carencias.
 
El 13 de setiembre, la CTC emitió un comunicado con algunos detalles. En una
primera etapa, hasta el primer trimestre de 2011, se piensa aliviar en medio
millón el número de agentes públicos. No un millón, como titularon La
Nación, EFE, The Economist, CNN, etc., sino medio millón, equivalente al 10
por ciento de la fuerza laboral total.
 
La central obrera afirmó que el Estado promovería el trabajo por cuenta
propia y las cooperativas, a las que gestionaría créditos de bancos públicos
para poner en marcha sus negocios. Esto supuso ampliar el número de
cuentapropistas ya existentes y la autorización para contratar empleados,
pagando las contribuciones e impuestos respectivos.
 
Las resoluciones del Consejo de Ministros y diversas carteras, publicadas en
setiembre y el corriente mes, puntualizaron que ahora son 178 los oficios
permitidos por cuenta propia. Van desde afinador y reparador de instrumentos
musicales hasta alquiler de ciclos, pasando por albañil, carpintero,
decorador, electricista, fotógrafo, jardinero, mecanógrafo, paladares (venta
de bebidas y comidas), payaso y traductor. ¿Dónde está aquí la menor
traición al socialismo?
 
Cuba es socialista
 
Los despiadados críticos del socialismo cubano no se inmutaron cuando la
crisis iniciada en Wall Street generó 8 millones de desocupados extras en EE
UU. Tampoco se escucharon sus lamentos porque tal crisis tuviera un costo
estimado de 2.2 billones (millones de millones) de dólares, según las
conservadoras estadísticas del FMI.
 
El gobierno cubano autorizó la salida de 53 presos contrarrevolucionarios,
parte de los cuales partió con sus familias hacia España. Este país tiene
más del 20 por ciento de desocupación, equivalente a más de 4 millones de
trabajadores.
 
Es muy revelador cómo se tratan distintas esas crisis del capitalismo y las
reformas que Cuba introduce en su socialismo. El subsecretario de Estado
para América Latina, Arturo Valenzuela, declaró en la Cumbre de las Américas
en Miami, el 15/9, que las referidas medidas cubanas "demuestran el fracaso
de ese modelo económico". Valenzuela mentaba la soga en casa del ahorcado
 
Cuando la ONU haga el recuento de las Metas del Milenio allí estará Cuba,
entre los pocos que cumplieron y en algunos casos sobrecumplieron las metas.
Sin ir más lejos, en las recientes "Jornadas de Responsabilidad Empresaria y
Primera Infancia" realizadas en Buenos Aires con participación de nueve
países de la OEA se pintó un panorama desolador. La excepción fue Cuba "como
ejemplo del trato preferencial que se otorga a la primera infancia en cuanto
a asistencia y educación" (Las Doce, Página/12, 1/10).
 
¿Qué pasará con los cubanos que sobren en empresas u oficinas estatales?
Primero, la lista de los excedentes será elaborada con discusión democrática
en los lugares de trabajo, sin favoritismos y en base a la foja de
servicios. Segundo, el cesanteado recibirá hasta tres ofertas de trabajo por
parte del Estado, se supone que en agricultura y la construcción, donde
falta mano de obra. Y tercero, "los trabajadores despedidos continuarán
teniendo los siguientes beneficios: asistencia sanitaria y educación
gratuitas, vivienda y transporte con elevados subsidios y modestas raciones
de alimentos gratuitos.", como debió admitir el británico The Economist el
16/09.
 
Así y todo es posible que haya gente de adentro y afuera de Cuba que
cuestione la reforma económica. Pero hay un límite y fue sobrepasado
largamente por el oligárquico diario "La Nación" en su editorial del 15/9,
al comparar a Cuba con Hitler: "Así como Hitler ascendió en 1933 al poder, y
luego lo reforzó, con elecciones populares de resultados demostrativos de un
inmenso apoyo popular, también la revolución cubana ha estado sostenida no
sólo por el uso brutal de la fuerza y la persecución de los adversarios,
sino por el acompañamiento de vastas franjas de la población", calumnió la
empresa que con métodos nazis y durante la dictadura militar-cívica se
apropió de Papel Prensa y justificó el terrorismo de Estado.
 
 
[LaArena. Fotos RCBaez: Cuentapropistas en la Habana].
 
 
* Periodista cordobés que publica sus columnas semanalmente en el diario La
Arena, de Santa Rosa, La Pampa, en forma ininterrumpida desde 1987 a la
fecha
 
------------------------------------
 
-----------------------------
 
MOVIMIENTO MEXICANO DE SOLIDARIDAD CON CUBA
nuestra página web:http://www.unidad.org.mx/mmsc/
nuestro blog (información sobre actividades del movimiento de
solidaridad, resolutivos del encuentro nacional e invitaciones a
eventos en México y Cuba:
http://mmscuba.blogspot.com/
Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba en Facebook:
http://www.facebook.com/thearcofshelbycounty#!/group.php?gid=118980714
816044&v=wall
página web de la Embajada de Cuba en México: http://www.embacuba.com.mx/