martes, 26 de octubre de 2010

CLETA de México reta a las autoridades del Festival Internacional del Cervantino


Reto del CLETA a las Autoridades del Cervantino
Carta Abierta
A l@s Funcionari@s culturales del Calderonismo:
A l@s organizadores(as) del FIC:

Favor de difundir


Públicamente retamos a la autoridades a que desmientan con hechos lo afirmado en esta carta, permitiendo que del viernes 29 de octubre al domingo 7 de noviembre, los grupos del CLETA nos presentemos en la Plaza de San Fernando en los horarios que ellos no la ocupan.


En el año de 2003, cuando el Maestro Ramiro Osorio era director del FIC, se dio un sano acercamiento entre el CLETA y el festival oficial. Sano porque a pesar de nuestras diferencias, a pesar de ser nosotros un organismo independiente, pudimos iniciar un proceso de acercamiento que redundó en programas callejeros internacionales de mayor calidad, vinculados a la comunidad de Guanajuato.
En ningún momento aceptamos ningún acuerdo económico, todo se redujo a que el FIC y el Municipio reconocían nuestro trabajo, dándole la validez social adquirida por varias décadas de labor cultural independiente. El acuerdo fue sencillo: respetaban nuestra programación, no encimando grupos y ponían en los espacios que tradicionalmente trabajamos, infraestructura sencilla para que pudiéramos realizar con mayor calidad nuestro trabajo.
Durante varios años se dio un trabajo armónico, quizá porque Ramiro, como lo reconoció públicamente, llegó a México en 1974 por el CLETA y en sus tiempos mozos fue integrante de nuestra organización, entendiendo lo que significa una labor política-cultural como la que nosotros hacemos.
Pero los tiempos cambian y ahora, autoridades del FIC, con el argumento de que “el CLETA es un grupo más de los que vienen a las calles durante el Cervantino”, rompieron los acuerdos y poco a poco nos “ilegalizan” orillándonos volver a las épocas de confrontación.
Para empezar CLETA no es un grupo más, tan sólo este año el CLETA programará más de 30 grupos de 14 países. No somos un grupo que hace una sola rutina de mimos, una estatua o un juguete cómico que repite todos los días. Somos la organización que desde 1975 cuestionó con propuestas artísticas el elitismo del festival y de los pocos que nos atrevemos a evidenciar la política cultural del Estado, que con sus proyectos de “empresas culturales”, miden el efecto del trabajo cultural mediante patrones como la “derrama económica que deja el FIC”, o el % de la ocupación hotelera. En el fondo esta política cultural neoliberal se reduce a gastar recursos del erario para beneficiar a los grandes capitalistas, dando a los pueblos sólo las migajas que se les caen de la mesa.

Para sustentar estas afirmaciones de desconocimiento y agresión contra el trabajo del CLETA, baste decir que las autoridades del FIC casi no utilizaban la Plaza de San Fernando, por lo que desde hace 5 años, con trabajo diario de 5 o seis horas, se convirtió en nuestra sede. Este año, las autoridades del FIC pusieron un escenario monumental que ocupa media plaza, afecta a vecinos y comerciantes quitándole a la plaza su belleza arquitectónica. Pero lo peor es que sólo la utilizan unas horas (no les extrañe que después de que hagamos pública esta carta, permitan que grupos que no sean de CLETA, se presenten en la Plaza de San Fernando.)
Los grupos del CLETA no somos lo mismo que la mayoría de los artistas callejeros que vienen al Cervantino, con los objetivos (válidos), de ganar el aplauso y obtener una moneda. Nuestra participación tiene siempre una propuesta político-cultural: convertimos nuestro accionar artístico en un arma de lucha y organización contra la injusticia. Por ello, en lugar de sumarnos a las mentirosas, onerosas y corruptas conmemoraciones de SU bicentenario, nosotros preguntamos ¿Y qué vamos a festejar?
Por ello este año realizaremos funciones en 117 escuelas de varios municipios de Guanajuato, labor que organizamos en conjunto con el Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación de Guanajuato (MDTEG) y la U.C.D.
Por ello somos los artistas “incómodos”, los que la mayoría de la prensa comercial debe de ignorar. Pero nosotros no trabajamos para que  los medios de comunicación comercial “nos hagan justicia”, sino que seguimos una línea cultural que vas más allá de la publicidad o de vaivenes sexenales o trianuales.
Quizá las autoridades argumenten que el CLETA anunció el año pasado que su festival sería después del oficial. Efectivamente, pero también anunciamos que sólo haríamos una temporada en la Plaza de San Fernando, petición pública que fue ignorada, por lo que después de ellos anunciaron su programación, decidimos que estaríamos en las mismas fechas del FIC, pero también del 3 al 10 de noviembre en 15 municipios guanajuatenses.  
L@s directores(as) del FIC durarán en su puesto unos años y vendrán otros con nuevos proyectos, pero siempre dirigidos a poner la cultura al servicio del capital económico. Nada más. Nosotros seguiremos trabajando, con perspectivas de largo plazo: el de la construcción de una sociedad justa, sin hambre ni explotación.
¡En Guanajuato nos vemos en las plazas y en las escuelas!