viernes, 14 de junio de 2013

Protestan por detenciones arbitrarias del Gobierno en la Ciudad de México durante el 10 de junio


A las autoridades del Gobierno del D F
A todos los afectados por el modelo económico actual
A la opinión publica
A todos los afectados por el neoliberalismo:

El Congreso Social Hacia un Nuevo Constituyente (CSHNC), manifiesta su total repudio y reprobación a los métodos fascistas, propios de un régimen totalitario, empleados por las fuerzas de seguridad del orden público del Gobierno del D F al atacar para detener, con lujo de violencia, a varios manifestantes, al concluir la manifestación estudiantil del aniversario 42 de la masacre del 10 de junio de 1971 realizada por cuerpos paramilitares que habían sido entrenados con recursos del Gobierno del D F en aquella época.

El CSHNC reprueba todo tipo de violencia, venga de donde venga y más cuando esta proviene de los cuerpos de seguridad, que se supone deben de velar por el orden, la paz y ser respetuosos de las leyes.
Con estas prácticas el Gobierno del D F comete más que una violación a: los Derechos Humanos, a las garantías individuales, a los derechos políticos, a la libertad de expresión, a la libertad de manifestación de los agraviados, el Gobierno del D F comete un grave error político al enviar un mensaje a la sociedad de su incapacidad de diálogo, su incapacidad de entendimiento, su incapacidad y negligencia de disuasión pacífica, su incapacidad para mantener el orden y el control bajo un esquema civilizado; en suma: su incapacidad para gobernar.

Es del dominio público como siempre que hay una manifestación pacífica, siempre el Gobierno del D F, mediante sus cuerpos paramilitares, se infiltran en las filas de los manifestantes; hay pruebas documentadas suficientes que así lo demuestran y en la mayoría de los casos, son esos agentes infiltrados del Gobierno del D F o incluso de Gobernación, los que incitan y promueven los desmanes para crear una imagen a modo, para denigrar los movimientos sociales.
La insensibilidad e inmadurez de las autoridades del Gobierno del D F, raya en el absurdo al no entender, no comprender a los jóvenes que se manifestaron el 10 de junio.

Las autoridades de la Ciudad de México califican a nuestros jóvenes de violentos; El CSHNC les reitera que quienes han generado este odio y rencor, son los que dirigen este país y, por supuesto, las autoridades que gobiernan la Ciudad Capital al imponernos, a los ciudadanos un modelo económico que excluye a las mayorías, del trabajo y de la riqueza producida y, que es concentrador de riqueza para unas cuantas familias.

Con este modelo económico depredador, que se nos ha impuesto, le han robado el futuro y el alma; a millones de jóvenes mexicanos, les han robado sus sueños y sus utopías; los están aniquilando en vida… y no quieren que se encabronen y protesten por esta pesadilla que ya lleva 30 largos años.

Entonces, quiénes son los generadores de la violencia?
La respuesta es obvia.

El Congreso Social Hacia un Nuevo Constituyente (CSHNC), exige la libertad inmediata e incondicional de todos y cada uno de los detenidos el 10 de junio, así como la reparación del daño causado a nuestros jóvenes estudiantes  y exigimos la aplicación de la ley, con todo rigor, hacia los golpeadores oficiales del Gobierno del D F y a sus mandos superiores.

Comisión Nacional del Congreso Social hacia un Nuevo Constituyente
Junio 12, 2013