sábado, 20 de agosto de 2011


MCLUHAN, EL PROFETA
Por José Luís Hernández Jiménez

“En 1975 Marshall Mcluhan vino a México invitado por Televisa para un simposio sobre medios audiovisuales. Volvió muerto de miedo a Canadá. Afirmó hace 36 años, que en un país tan pobre como el nuestro el empleo de una publicidad concebida para la nación mas rica del planeta, auguraba una violencia nunca vista.
“Entonces, le preguntaron, ¿qué se puede anunciar sin que se despierten la codicia mas feroz y el ansia de tenerlo todo a cualquier precio? No lo sé, dijo”.
Eso lo escribió don José Emilio Pacheco en uno de sus recientes Inventarios que tituló Conversación en las Tinieblas (Proceso No. 1811, pp. 60-61) y con ello nos recordó a uno de los pensadores más importantes del siglo XX y que, a la luz de lo que estamos viviendo, resultó ser una especie de visionario o profeta de nuestros tiempos.
Por si no lo recuerdan, estimados cuatro o cinco lectores (as), el canadiense Herbert Marshall Mcluhan, (1911-1980) fue un filósofo, educador y teórico de los medios de la comunicación. Para los interesados en las ciencias de la comunicación, allá por los años 70´s, como s.s.s., resultaba indispensable leer sus textos. Creo que fue el primero en hablar -¡en aquellos años! - de “estado tribal”, “aldea global” “sociedad de la información”, “medios fríos y medios calientes”, y de la televisión como “el gigante tímido”, por el gran poder y peligro, que este invento representa. Por cierto, rechazaba tanto a la televisión que pedía a su hijo que no permitiera que sus nietos la vieran.
“El medio es el mensaje” repetía. “Somos lo que vemos” lapidaba. “Formamos nuestras herramientas y luego estas nos forman”, advertía. “Los medios son una extensión de nuestros cuerpos: los coches de nuestros pies; la radio de nuestros oídos, la tv de nuestras manos, las PC de nuestro sistema nervioso central,…”, argumentaba.
Pienso que si Mcluhan volviera a México en estos tiempos, seguramente diría: “se los dije, toda esa publicidad que pasan por la televisión, augura cada vez mas violencia. Y ahora está peor, porque todos los espectáculos son escuelas del crimen, videojuegos, teleseries, películas, telenovelas, primeras planas de los diarios y revistas”.
Y se volvería a morir pero ahora sí, de miedo del de a deveras, al enterarse de las noticias cotidianas. Van algunas:
En México se cometen al año 13 millones de delitos; De ellos, solo se castiga el 2 por ciento.
Somos el séptimo país mas violento del continente americano, solo debajo de El Salvador, Guatemala, Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Brasil; situación que para nada consuela a las víctimas.
Del 1 de enero del 2006 al 30 de junio del 2011, en nuestro país se cometieron 83,321 homicidios dolosos; De todos estos, 39,715 fueron por arma de fuego.
Ya hubo un día record, el 17 de agosto pasado, en el que hubo 86 homicidios.
Las entidades con mayor incidencia delictiva son, en orden de mayor a menor: Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, D. F., Durango, Nuevo León, Michoacán (según datos de sus propias Procuradurías, a excepción de las Bajas Californias, Oaxaca y Tabasco, cuyos datos no aparecen). Y en todas van al alza en esta materia.
Un individuo, que se dice líder de la banda autodenominada La Mano con Ojos, recién detenido, confesó haber matado o mandado matar “solamente” a 600 personas. Otro, también recién atrapado en Chihuahua, que se dice líder de otra banda, confesó haber matado a 200. Un sicario adolescente, de 14 años, apodado “el ponchis”, detenido también recientemente, confesó haber matado “solo” a once personas y haber degollado a 4 de ellas, aclarando además, que “él no las colgaba”. Una adolescente, esta de 13 años, ya detenida en el norte del país, confesó ser sicaria “desde niña”. En México, según la SEP, existen 7 millones de Ninis (jóvenes de 13 a 25 años que ni estudia ni trabaja) y que se dice, desde todos los medios, son materia prima para engrosar las filas del crimen organizado y desorganizado. Se calcula que medio millón de personas en México se dedica a alguna tarea relacionada con el narcotráfico: se ha detenido a 50 mil, 45 mil han asesinadas en las disputas entre bandas, es decir, aún hay 400 mil “trabajando”.
La mayor parte de las miles de extorsiones telefónicas – y, ahora, apoyados en sistemas computarizados – que se cometen a diario, se operan desde los penales del D. F. y del Estado de México, cárceles que se consideran “de las mas seguras” del país.
¿Esta es parte de la violencia “nunca antes vista” que auguraba Mcluhan en 1975? Parece que sí. El poder de los mensajes de la televisión, y ahora de los videojuegos, películas, telenovelas, publicidad, teleseries, portadas de diarios y revistas, ”verdaderas escuelas del crimen”, ha sembrado la violencia que ahora sufrimos.
“Somos lo que vemos”, “Formamos nuestras herramientas y luego estas nos forman” diría Mcluhan.
Por cierto, si viviera este filósofo, educador, teórico de los medios de comunicación, el mas hippie de los filósofos o el mas filósofo de los hippies, verdadero profeta de nuestros tiempos, el pasado 21 de julio hubiera cumplido 100 años de edad. Va un aplauso para él en donde se encuentre.
Por cierto, uno de mis cuatro o cinco lectores, Alejandro García, precisó uno de los datos que les compartí en mi anterior mamotreto, El Pecado de Yuriko, cosa que le agradezco, pues por escribir a la carrera y porque mi “USB” es la de un anciano decrépito de la cuarta edad, de repente doy algún traspié. El dato correcto y completo, es el siguiente: “…el avión que trasportaba la bomba atómica se llamaba, efectivamente, “Enola Gey”, pero el nombre de aquella primera y criminal bomba que se lanzó en la ciudad de Hiroshima, era “Fat Man” y la de Nagasaki “Little Boy”.
Oigan, mis estimados y estimadas, si requieren alguna traducción inglés- español, conozco a una traductora e interprete ¡de p r i m e r a! Me dicen y yo los conecto, se ponen de acuerdo y ya.
Invitan – se los paso al costo - a una Conferencia Magistral denominada “Heberto Castillo y la Izquierda Independiente” a cargo del Dr. Enrique Semo. Es el martes 23 de agosto (cumpleaños 83 del ingeniero, si viviera) a las 18 horas, en el Foro Cultural Hugo Argüelles, ubicado en Allende 36 Col. Del Carmen, Coyoacán, DF. ¡Qué chistoso, Semo fue uno de los críticos de Heberto y ahora de seguro va a hablar bien de él!
Y por fin, ¿se animaron a participar en el Maratón Internacional de la Ciudad de México? Ojala, porque la fecha está muy cerca, es el 28 de agosto. Por mi parte casi estoy listo. Si este viernes 19, logro correr sin parar 35 km., y sin lastimarme, pues ya la hice. ¡Anímensen! Solo es para tirar la polilla y recoger un poco de salud.

México D. F. a 18 de agosto de 2011.