jueves, 11 de julio de 2013

Opinión de José Luis Hernández


Óptica Ciudadana
ELECCIONES LOCALES (2ª Parte)
Por José Luís Hernández Jiménez

¿Y qué les parecieron los comicios locales celebrados en 14 entidades federativas? A mi me dió la impresión, sin que haya, al momento de escribir este mamotreto, resultados finales, que los competidores y partidos que les acompañan, nos salieron con su domingo siete.
¡Es que no puede ser! ¡Es una regada tras otra! Los reportes noticiosos sobre los sucedido en la jornada electoral del pasado domingo 7 de julio, en aquellos 14 estados, reflejan la deplorable situación de nuestra clase política: aparte de la violencia como entorno, se dieron acarreos, compra de votos, desorganización, “caída del sistema” en una entidad, trampas al por mayor, auto declaraciones de triunfos sin tener los resultados a la mano, amenazas, desaparición de boletas sin usar, robo de urnas llenas de votos, etc. Y, como respuesta lógica, una baja participación ciudadana. El abstencionismo podría llegar ¿al 50 por ciento? Algunos dicen que eso es normal en este tipo de comicios pero…
No obstante sus gestos de supuesto enojo por los resultados, los competidores obtuvieron lo que querían. El PRI, remacha su supremacía, ganando dos a uno a sus contrarios; y hasta se dio el lujo de “ceder” la única gubernatura en juego. El PAN, refrendó la joya de su corona, o sea, el cargo de Gobernador de Baja California y, gracias al PRD, logró otros triunfos simbólicos. Y el PRD, logra disimular su estancamiento pues, montado en el PAN, también grita “¡ganamos!”. Me imagino que, con ese resultado, hasta don Peje pega brincos de alegría pues a su ex partido no le fue del todo bien sin su apoyo. Bueno, hasta los partidos chiquitos, lograron algún avance aliándose en unos sitios con el PRI en otros con el PAN, en otros con el PRD y el PAN.
Con dichos resultados, el Pacto por México se volvió a salvar de naufragar, ya que dos de sus principales impulsores, las fuerzas que apoyan a los actuales presidentes nacionales del PAN y del PRD, “maderistas” y “chuchistas”, siguen vivitas, coleando y mandando, en sus respectivas organizaciones.
Quienes no salen ganando, son los ciudadanos, por el bochornoso espectáculo que les brindara, el domingo pasado, su clase política. La generalidad de los candidatos y sus partidos a la hora de las campañas, prometen que se van a portar bien, que son poseedores de una varita mágica para resolver los problemas habidos y por haber, que son los salvadores de la patria y que se sacrifican por todos nosotros. Pero antes y durante la misma jornada electoral, alzan sus prendas y nos exhiben sus cochinadas, comportándose como antaño lo hacían solo los priístas.
Y este es, en mi opinión, el meollo del asunto y explicación de lo que sucede: La cultura política del país, es priísta. Los partidos diferentes al PRI, en realidad son iguales. No son como dice ley, que deben ser espacios desde donde se fomenta la cultura cívica, no. En realidad, los partidos están convertidos en escuelas de mañas.
¿Qué hacer para avanzar hacia un status de país democrático, donde no ocurran los chanchullos que recurrentemente se dan en nuestros comicios? La respuesta parece fácil pero no lo es. Fíjense, mis estimados, que por ejemplo, incluso a personas cultas e informadas como mi cuate y admirado Dr. Lorenzo Meyer, se les ocurre que “el IFE es el que debe organizar todos los comicios y no los Institutos electorales locales”. Él tan republicano y en esto, en su desesperación por ver que no se logran desterrar vicios políticos que parecían cosa del pasado, se convierte en centralista.
El remedio va por otro lado. Lo que urge es construir ciudadanía. Es decir, personas concientes de sus derechos y de sus obligaciones, responsables de sus actos. Y eso no lo van a promover ni la actual clase política ni los partidos existentes o por existir en el corto plazo. Porque es una bronca cultural.
Quienes realmente pueden construir una democracia de calidad, son los demócratas, es decir los Ciudadanos, así con mayúsculas. Y estos, por ahora, están fuera de las actuales organizaciones políticas. ¡Ah, si esos Ciudadanos se juntaran! Al menos se irían acabando prácticas antidemocráticas como las que se vieron el domingo pasado. Mientras, la tarea de los Ciudadanos debería ser, vigilar y “traer cortitos” a los nuevos electos. ¿O ustedes, mis estimados, cómo la ven desde ahí? Me refiero a la tarea ciudadana propuesta, no sean mal pensados.
Notitas: Una.- Que por la Conferencia “Elecciones 2013; nuevo panorama político”, celebrada bajo el auspicio de “Por el Cambio con Dignidad AC”, que se celebró el martes 9 de julio, se agradece su participación al Maestro David Ramírez Bernal, como ponente y, por supuesto, a los asistentes a la misma. Dos.- Que los capitalinos debiéramos echarle un ojo a los discursos de los 16 Jefes Delegacionales en sus comparecencias ante la ALDF, la última semana de junio. Por lo menos para reírnos un rato. Ví el de Iztapalapa y ¡pobre de Iztapalapa! Tres.- Que del 12 al 14 de julio, viene a México (directamente a Ahuatepec, muy cerca de Cuernavaca, Morelos, en el convento Benedictino que ahí se encuentra), Peng You Lian, egresado de la facultad de educación física de la Universidad de Beijing, China, campeón de Wshu, investigador de los efectos benéficos del Tai Chi en la salud, de la Universidad de Thunderbay, Canadá, y maestro de maestros en eso del Tai Chi y Qi Gong y la acupresión, para la salud y la longevidad, a impartir un seminario dirigido a médicos, terapeutas, profesores de artes marciales, personas con capacidades diferentes, adultos mayores, adultos menores, niños, y hasta metiches como un servidor. Y que estamos invitados.
México D. F. a 9 de julio de 2013.