lunes, 9 de enero de 2012


Óptica Ciudadana

LAS SIETE PREDICCIONES
Por José Luís Hernández Jiménez

Toc Toc, ¿ya están ahí, estimados cuatro o cinco lectores (as)? ¿Superaron la cruda de tantos brindis de fin de año, listos para recuperar, luego de sus comilonas, su peso normal y el dinero gastado en sus vacaciones, quedaron atrás las desveladas familiares? ¿Preparados (as) para recibir a los Santos Reyes? ¿Puestos estamos para disfrutar el año 2012? Va.
Empezamos con el tema del año, no solo en México sino a nivel mundial: las Predicciones Mayas.
Hay mucha literatura al respecto. También existen varios programas televisivos en Discovery, Nacional Geographic, History Chanal al respecto. Una serie especial, la cual se las recomiendo, producida por el Canal Caracol, conducida por el especialista Fernando Malkut, quien narra pedagógicamente, dichas predicciones basado en los únicos tres Códices mayas que sobrevivieron a la destrucción española (y que se encuentran en sendos museos en Alemania, Francia y España) y en otros documentos que han ido descubriendose. Y hasta existe una película “joligudense”, inspirada en ellas.
Como regalo de año nuevo, mis estimados (as), les presento un resumen de dichas predicciones:
Una.- A partir de 1999, la conducta ecológica es muy importante, ya que aumentará la temperatura de la Tierra y se producirán desequilibrios climáticos y ecológicos; habrá huracanes y terremotos con graves consecuencias para la gente. Esto acarreará grandes problemas como la evaporación del agua de los suelos, incendios forestales y la destrucción de las cosechas;
Dos.- El 11 de agosto de 1999, habrá un eclipse (y sí lo hubo eh). Dicho acontecimiento, es el anuncio de transformaciones físicas en el cambio de la conducta de los seres humanos. Podrían perder, por un lado, el control de sus emociones y, por otro, se afianzaría la paz con los ritmos de la galaxia. El ser humano empezará a darse cuenta que la respuesta a todo está en sí mismo. Y que lo difícil, no es más que una forma de aprender;
Tres.- Habrá una ola de calor que derretirá los polos. Se inundarán las costas y miles de personas que viven cerca del mar, se enfrentarán a grandes peligros;
Cuatro.- Si no nos sintonizamos - como seres humanos, como civilización - con los ritmos de la naturaleza y de la galaxia, habrá un colapso de la red informativa, la electricidad, el sistema económico y la religión;
Cinco.- La aparición de un cometa – en el 2012 – provocará transformaciones físicas muy bruscas en nuestro planeta;
Sexta.- El 21 de diciembre del 2012 (algunos dicen que el 22 otros que el 24), nuestro sol recibirá un rayo sincronizador del centro de la galaxia con el que termina un ciclo e inicia uno nuevo. Para quienes habitamos el planeta Tierra, es el fin del materialismo y destrucción en el que vivimos, y el inicio como humanidad pensante que tendrá nuevos retos hacia el futuro y que será con muchas dudas y aciertos;
Séptima.- El mensaje es de esperanza. A medida que alcanzamos la armonía y la paz interior, desarrollaremos nuevos sentidos, como la comunicación telepática, ya que el rayo de luz, sincronizador de la galaxia, también afectará nuestro código genético.
Hasta aquí el resumen. Cualquier semejanza con lo que aparece en las noticias, reflejo de la realidad, no es (creo) mera coincidencia.
Así que el 21 de diciembre no es “el fin del mundo” sino el fin de un ciclo, de 25,625 años – según la cuenta maya- e inicio de un nuevo ciclo, como un nuevo amanecer. Lo que predijeron los mayas (en realidad lo hicieron varias civilizaciones antiguas), fue merced a que eran grandes matemáticos, astrónomos, filósofos. Ellos no solo descubrieron el Cero, que todos usamos en las matemáticas, sino lo que hasta ahora se conoce como los “hoyos negros” existentes en el espacio. El mensaje de nuestros ancestros, los mayas, en sus predicciones, tiene que ver con el cuidado de la naturaleza, con la armonía que debemos tener con ella, con una manera de vivir, sencilla.
A fines de 2012, dicen los mayas, saldremos de la noche para entrar al amanecer galáctico y a la posibilidad de que todos los seres humanos se sincronicen en una frecuencia superior. Será como ingresar a un universo de paz y armonía. Saldremos del desequilibrio y entraremos al equilibrio, florecerán con nuevos sentidos; podrán leer el pensamiento. Será una era de transparencia. Entonces, desaparecerá la mentira, la fuerza en el quehacer político, los ejércitos, las policías, las fronteras, las nacionalidades, el dinero. Predominará la solidaridad, la comprensión y la compasión. Todos se harán cargo de su destino de manera responsable, sin culpar a los demás de sus propios errores.
El gobierno será mundial; al frente estarán los más sabios. Acabará la pobreza, se dejarán de lado las energías negativas, como el odio, el rencor; y todos actuarán en positivo, dedicados a la cultura, las actividades artísticas y al fomento del conocimiento, que estará al alcance de todos, pues la comunicación será por medio del pensamiento, ¡como un internet mental! Terminarán los miedos y las enfermedades.
Las normas de la nueva sociedad serán el respeto, la tolerancia y la flexibilidad hacia los demás. Por fin, se entenderá que todos somos iguales porque tenemos un mismo origen, pero al mismo tiempo todos somos diferentes porque tenemos diferentes conocimientos, acumulados en nuestros genes, en nuestros cerebros.
Entonces se adoptará, en nuestro trato cotidiano, el saludo maya: “Ina Kech” dirá uno. El otro responderá: “Ala Ken”. Es decir, “Yo soy otro tú”. Y “tu eres otro yo”.
El tema es apasionante y aleccionador o ¿no creen mis estimados (as)? Ustedes ¿qué opinan?
Notitas: Una.- A propósito de los mayas, sobre el origen del nombre del Estado de Yucatán, cuéntase que en los tiempos de la conquista, un español preguntó a un maya que cómo se llamaba ese lugar tan hermoso. El maya le respondió: “Yuk Ak Katán”. En maya la frase significa “No te entiendo”. Dos.- Que entre los aspirantes a candidatos por “las Izquierdas”, para los comicios federales de este año, aparecen además de los preclaros don Arturo Núñez (operador de uno de los mayores fraudes contra los mexicanos, conocido como Fobaproa), Don Manuel Bartlett (operador del fraude en contra de Cárdenas en 1988) aunque el PRI ya saltó diciendo que mejor se lo queda, don René Bejarano (actor principal en los videoescándalos del 2004) y hasta don Alejandro Encinas junior, o sea el pequeño; con eso de que los cargos, aún en “las izquierdas” se heredan, pues…¿Por qué insistirán en restarle votos a don Peje? Tres.- Y quien insiste en ser adivino, es el mero mero de Venezuela, el gran Hugo Chávez. Acaba de declarar que él “reflexiona” que los EU inventaron “algo” para “inducir” el cáncer en varios mandatarios de América Latina. En 2009, en otra “reflexión” aventuró que los mismos canijos gringos, habían “inducido” el terremoto que en 2009, devastó a Haití. Quizá, en el pensamiento bolivariano de don Hugo, los gringos son “unos buenos para todo”. ¿Será?

México D. F. a 2 de enero de 2012.