jueves, 16 de junio de 2011

Servicio informativo invitado

 
- - - Servicio Informativo "Alai-amlatina" - - -

Crisis del capitalismo y la "ruta hacia la servidumbre" (I)
Alberto Rabilotta

ALAI AMLATINA, 15/06/2011.- El presidente Barack Obama advierte que otra crisis financiera global puede desatarse si el Congreso de Washington no eleva el “techo” de la deuda pública… El economista Nouriel Roubini, quien anticipó la crisis financiera del 2007-2009 afirma en Singapur (Bloomberg News) que la economía global enfrentará una “tormenta perfecta” en 2013 por la deuda pública en Estados Unidos, la reestructuración de la deuda en varios países de la Unión Europea, una desaceleración de la economía china y el estancamiento de la economía nipona.

Mientras tanto, según Roubini, en la segunda mitad del 2011 la expansión económica sufrirá una desaceleración. Otro economista que anticipó la crisis financiera global, Stephen Roach de Morgan Stanley Asia, dijo en Shangai que debido a la debilidad de la recuperación el mundo enfrentará varios años de “sustos por el crecimiento”. En declaraciones a Bloomberg Televisión el economista de Morgan Stanley solo contradijo a Roubini en lo tocante a China, donde –según Roach- los funcionarios tienen una “una estrategia clara” para dar el viraje hacia un modelo de crecimiento basado en el consumo doméstico y están alertas a la amenaza que plantea la inflación, pero enfatizó que estando el mundo industrializado en un período de débil crecimiento no se dispone de una retaguardia que permita enfrentar las sacudidas periódicas que surgen y golpean a economías específicas en el mundo. Con los precios del petróleo que suben, la zona euro con problemas, con otro bajón en el mercado residencial en Estados Unidos y los problemas en Japón, ciertamente que estamos teniendo más sacudidas que en períodos normales, según Roach.

La dictadura del capital financiero

Este estado casi permanente de crisis, porque de eso se trata, está sirviendo muy bien (*) al sector financiero dominante, Wall Street, Londres y los grandes bancos de Alemania y Francia, para consolidar su poder sobre todo el sistema, como escribe el profesor de economía Michael Hudson (1) en CounterPunch, quien subraya que los estrategas financieros no dejarán pasar la oportunidad que les brinda esta crisis.

Y escribe que para estos financieros ha llegado el momento de privar a los deudores de sus derechos y que esto constituye una revolución, o mejor dicho una contrarrevolución para eliminar todo lo ganado en el siglo 20 en materia de democracia social, pensiones y seguridad social, el sector público para servicios médicos, y otras infraestructuras que proveen los servicios esenciales gratuitamente o a precios subsidiados. El modelo básico que los financieros quieren ejecutar son las reformas neoliberales aplicadas a la ex Unión Soviética a partir de 1991: privatización de las empresas públicas, una reforma fiscal regresiva, la desregulación de la economía, de precios, condiciones laborales y términos del crédito. En resumen, según Hudson, el objetivo de la actual oligarquía financiera es “concentrar la riqueza en la cúspide de la pirámide (2) y bajar los salarios, porque la finanza ama los bajos salarios”.

El trabajo de Hudson es importante porque define el “objetivo de las finanzas” como una “rebatiña de bienes”, una búsqueda de convertir la infraestructura pública en “peajes” para la extracción de una renta de la economía, el “almuerzo gratuito”, mientras desmantelan los sindicatos de trabajadores y bajan los salarios. Pero, agrega, para lograr este objetivo –que es bien visible en el caso de Grecia, con el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI exigiendo que ese país ceda las joyas de su infraestructura pública al sector financiero extranjero para cancelar la deuda a los bancos alemanes y franceses-, el sector financiero necesita apropiarse del poder político para reemplazar la democracia con tecnócratas financieros cuyo papel será fingir que no hay contrarrevolución alguna, sino un aumento de la ‘eficiencia’, de la ‘creación de riqueza’ mediante el ordeñe de la economía con el objetivo final de que “todo el excedente sirva para ser pagado como intereses a los gerentes financieros que están emergiendo como los nuevos planificadores centrales de la civilización occidental”.

Y esta receta que hace que los gobiernos sean responsables por las deudas del sector privado o la deuda pública incurrida para salvar el sistema financiero de la crisis del 2008, concluye Hudson, pone en tela de juicio la soberanía misma de los países. Y siendo este el objetivo de la guerra que está siendo librada contra Grecia por el BCE y el FMI, sería conveniente ver el caso de Grecia como un ensayo de lo que se aplicará no solamente para el resto de Europa, sino para lo que los cabildeístas financieros quisieran aplicar en Estados Unidos.

La revolución en la agenda del día

Con las decenas de miles de indignados en las plazas de España, las cotidianas manifestaciones populares en Grecia para impedir la entrega del país a los bandidos de las finanzas, los banqueros de Alemania, Francia, Londres y Wall Street, y una sorda cólera fermentando en la juventud europea por la falta de perspectivas laborales al final de largos estudios, y en la sociedad en general por el desempleo, la exclusión y la precariedad laboral, por el empobrecimiento de los retirados y la baja del nivel de vida de la clase media, entre muchas cosas más que apuntan a lo que Hudson define como una contrarrevolución para eliminar todo lo ganado en el siglo 20 en términos socioeconómicos y hacernos volver al régimen de servidumbre.

Pero el desenvolvimiento del sistema capitalista hacia esta predominancia del sistema financiero, hacia esta “dictadura del capital financiero” y el retorno a un sistema rentista de explotación a ultranza, es asimismo una indicación de que las economías capitalistas más desarrolladas están “preñadas” de gravísimas contradicciones, que quizás están gestando lo que Karl Marx definía en sus (muy poco leídos y menos aun estudiados) Grundisse –los dos tomos de “Elementos Fundamentales para la Crítica de la Economía Política” (3)- como “contradicción fundamental”, o el “cómo y cuándo se derrumbará el orden social capitalista”.

Si la contrarrevolución está en marcha es quizás porque empiezan a existir condiciones objetivas para una revolución. Y ese será el tema de un segundo artículo.

La Vèrdiere, Francia.
 
 
 
México: Resistencia y emergencia nacional
Salvador González Briceño

ALAI AMLATINA, 14/06/2011.- Resistencia civil pacífica. Lo que comenzó el pasado 5 de junio en Morelos como “Caravana por la Paz de Cuernavaca a Ciudad Juárez”, concluyó este fin de semana en Juárez como “Caravana del Consuelo”; es decir, transmutó en el trayecto.

Ha sido una de las caravanas más largas, casi tres mil kilómetros, pero no la única. En septiembre de 1991 la Marcha por la Dignidad la encabezó Salvador Nava Calvillo desde San Luis Potosí hacia el Distrito Federal, en defensa de su triunfo electoral; el Éxodo por la Democracia que encabezó desde Tabasco al DF Andrés Manuel López también el 1991, por igual motivo; la marcha de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) hacia la Ciudad de México en 1995 y otra en octubre de 2006, por el respeto a los derechos laborales; las marchas del EZLN encabezada por el subcomandante Marcos en 1991 y 2001, en reconocimiento por los derechos de los pueblos indígenas plasmados en una Ley Indígena que no cuajó pese a las promesas de Ernesto Zedillo.

Todas, como secuelas del régimen autoritario y represor priista, y de colofón panista, renuentes en atender las demandas ciudadanas que exigen del gobierno, aparte de cumplir con sus promesas democráticas de respeto a la dignidad, a los derechos ciudadanos, humanos, etcétera, el cambio de régimen político y no sólo electoral —porque la democracia es más que mecanismo electorero, como lo quiere ver a conveniencia el propio sistema político.

Encabezada por el poeta Javier Sicilia, que entró de lleno a la resistencia civil —de la mano de tantos más que padecen de cerca la violencia— desde que asesinaron a su hijo, la marcha se propuso “ir por donde están los corazones más adoloridos, romper ese miedo, ese cerco para abrazarnos y decirles a los señores de la muerte —estén donde estén, sean criminales o gente en el gobierno coludida con ellos— que no estamos solos los mexicanos”. La solidaridad ciudadana dado el abandono de las autoridades y la inoperancia de las policías al contener la violencia desatada en el territorio nacional, unos estados más otros menos, todos padeciendo el mismo síndrome de descomposición.

Así, el trayecto incluyó entidades como el propio DF, Estado de México, Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, San Luis Potosí, Durango, Coahuila, Nuevo León y Chihuahua. “Les queremos decir —al gobierno y los criminales, expresó Sicilia—, que estamos hartos de su guerra; de sus corrupciones; de que quieran humillar a esta nación. La gente quiere vivir en paz y salir a la calle todos los días sin temor”.

Los seis puntos del Pacto para la Paz iniciales: verdad y justicia por las víctimas y sus familiares; fin a la estrategia de guerra y asumir un enfoque de seguridad ciudadana; combatir la corrupción y la impunidad; combatir la raíz económica y las ganancias del crimen; atención de emergencia a la juventud y acciones efectivas de recuperación del tejido social; democracia participativa y democratización de los medios de comunicación.

Puntos que, sobre todo el tercero, cuarto y sexto [porque los otros son coyunturales], mínimamente, debieran ser parte de un Plan de Transformación Democrática del Estado —no sólo del gobierno y sus corroídas y añejas estructuras—, bajo una iniciativa surgida ya desde el Poder Legislativo o sobre todo del Poder Ejecutivo —por la fuerte influencia del presidencialismo—, bajo el consenso y participación activa de la sociedad organizada. Situación que, se dice comúnmente, no ha sucedido por la falta de voluntad política del régimen; pero que en el fondo no se da por las presiones de los grupos de interés que defienden sus intereses, sobre todo empresariales, y de Estados Unidos.

La miopía del Presidente Calderón a recular en la fallida estrategia contra el crimen organizado, pese al saldo de los más de 40 mil muertes que hacen eco en el extranjero [las protestas aéreas en la Universidad de Stanford, donde fue recordada la campaña “No Más Sangre” con la frase: “¿40,000 dead. How many more?”, en la graduación de 4 mil estudiantes], son insuficientes para revisar siquiera las medidas aplicadas hasta ahora.

Por lo tanto, y menos a estas alturas del sexenio porque todo en él se da según el curso de los tiempos políticos y ahora son meramente electoreros, no habrá iniciativa desde el sistema para modificar nada o siquiera poner oídos a las demandas ciudadanas; pero por ello también es puntual la demanda ciudadana para presionar desde afuera con la bandera de la resistencia civil pacífica, como la definió Sicilia en parangón de la estrategia de Gandhi en la India contra el imperio británico.

En este sentido, dijo uno de los voceros de la “Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad” cuando concluyó su recorrido: lo que queda por delante para el “Pacto Nacional Ciudadano” es, “traducir todo ese dolor humano recogido en su trayecto, en un emplazamiento a los actores responsables para hacer cumplirlo”. En otras palabras: “De lo que se trata ahora es humanizar a la autoridad, lograr que se rompa toda esta impunidad a través del diálogo y formas de resistencia pacífica, que pueden ser una fórmula moral tremendamente radical para lograrlo”.

Luego entonces, “está claro que no es esta resistencia civil el saque para iniciar el diálogo con las autoridades, pero tampoco queremos que éste sólo sirva para que, por ejemplo, el presidente Felipe Calderón nos diga que acompaña nuestra causa, sino para que realmente se modifiquen las cosas; la resistencia estará en función de la respuesta”. Porque “se trata de humanizar al adversario, no odiarlo; aún con los grados de inhumanidad que tenga, hay que conocer el proceso de esa inhumanidad, que puede ser la ignorancia y poder confrontarla, pero no reforzar su inhumanidad porque si no vamos a chocar de frente y entrar en una espiral de violencia”.

Al movimiento encabezado por Sicilia, durante y conforme avanza la organización y la protesta, se suman las organizaciones civiles. Se trata de “atender la situación de emergencia nacional” desde afuera del sistema. Porque entre las prioridades está, en palabras de Sicilia, “rehacer el tejido social, limpiar las instituciones jurídicas de la corrupción y cambiar la estrategia de combate al crimen organizado”.
 
Actualización Alainet.org al 15 junio
Ponemos a su disposición los artículos más recientes (español, portugués, inglés y francés) ingresados al sitio web de "América Latina en Movimiento" - http://alainet.org.

* Español
- Crisis del capitalismo y la ruta hacia la servidumbre (I) (Alberto Rabilotta)
- El problema no son sólo Grecia y España (Emilio Marín)
- 19-J: Contra el pacto del euro. Democracia real en Europa ¡ya! (Juan Torres López)
- Hacia la salida de Grecia de la Eurozona? (Germán Gorraiz López)
- Informe revela responsabilidades del Banco Mundial en el caos climático ( Amigos de la Tierra Internacional)
- Por una banca ética (Ana Muñoz)
- Sostenibilidad: ¿adjetivo o sustantivo? (Leonardo Boff)
- Entramos en zona de turbulencias (Jorge Aniceto Molinari)

- Gobiernos-RSD: choque de poderes (Salvador González Briceño)
- Nuevos escenarios globales y regionales (Alejo Vargas Velásquez)
- El cinismo y la arbitrariedad son ahora una política imperial (Alberto Maldonado S.)
- Referéndum en Italia: otra derrota de Berlusconi (Elvira Corona)
- No sólo criminales de guerra sino ladrones y asesinos (Alejandro Teitelbaum)
- Cómo desactivar el afán de justicia (Walter Dennis Muñoz)
- Movimiento de l@s indignad@s: pasar a la siguiente fase (Josep Maria Antentas)
- La Primavera de los Indignados (David García Martín)
- Israel, un engendro descontrolado (Percy Francisco Alvarado Godoy)
- Accidentes democráticos (Víctor J. Sanz)
- Apropiarse la democracia (Carlos Miguélez Monroy)
- Debacle socialista, victoria conservadora e indignación ciudadana (Xavier Caño Tamayo)

- Otra hipótesis: ¡fueron los coches! (Gustavo Duch Guillot)
- Pepinos, hipotecas e incongruencias (Vicent Boix)
- Fukushima y el arte de defender lo indefendible (Lenin Cardozo)
- Urgente!: Necesitamos alimentos (Antonio Peredo Leigue)
- Próxima cumbre de cambio climático no debe repetir errores de Cancún ( ALAI)
- Derechos de la Naturaleza? Respuesta a un Corresponsal Connacional (Bartolomé Clavero)

- El eterno fariseo y los límites de la fe (Jorge Majfud)
- Los hombres ante La Marcha de las Putas (Mildred Tejada)
- La figura del padre (Carlos Ayala Ramírez)
- Consumonomía: el rol del Asia en la reforma del capitalismo y la salvación del planeta (Alejandro Sánchez-Aizcorbe)
- Misión --casi-- imposible (Rigoberto Lanz)
- El furor ético se globaliza (Gustavo Pérez Ramírez)
- Pandora y stradivarius (Frei Betto)
- Hasta dónde podremos aguantar (José Carlos García Fajardo)
- Las mujeres y las revoluciones árabes (Mercè Rivas Torres)
- Messi y los otros pibes (Carlos del Frade)
- Diversidad pero con racionalidad (Libardo García Gallego)


- América Latina: Eje del Pacífico contra Comunidad de Estados LatinoAméricanos y Caribeños (Luis Britto García)
- América Latina: Izquierdas: vino nuevo, en odres nuevos (Ubaldo Tejada Guerrero)
- América Latina: No por “viejo” sabe (Daniel Gonzalez Almandoz)

- Argentina: La extranjerización de tierras (Évelin Torre)
- Argentina: Una opción que explica la debacle opositora (Ernesto Espeche)
- Argentina: Un freno para el agrotóxico (Darío Aranda)
- Argentina: Sos muy cachivache, Muy (Víctor Ego Ducrot)
- Argentina: María y los movimientos sociales, junto a los chicos del pueblo (Daniel E. Benadava)
- Argentina: Fundación de Madres dio mala noticia, pero Rosita y Aquarius compensaron (Emilio Marín)
- Argentina: El periodismo y los periodistas dependientes (Ramón Ábalo)
- Argentina: Rapiña civilizatoria (Jorge Luis Ubertalli)

- Bolivia: Los alimentos transgénicos: otra vez en la mesa de discusión (Roger Carvajal Saravia)
- Bolivia: Por la prohibición del uso de transgénicos (Valentin Sanchez Colque)
- Bolivia, Chile: De dialogar, ni hablemos (Emilio Meynet)

- Brasil: “El gran capital transnacional está detrás de los cambios en el Código Forestall” (Enric Llopis)
- Brasil: Asesinatos en la Amazonia (Victoria Castiglia)
- Brasil: Consulta pública en Brasil para evaluar el cumplimiento del Convenio de Rótterdam (Graciela Gómez)

- Chile: Semillas originarias y campesinas en resistencia (Sandra Trafilaf)
- Chile: La clase política (Álvaro Cuadra)
- Chile: La hora de la oportunidad histórica (Andrés Figueroa Cornejo)

- Colombia: El sindicalismo debe persistir en las banderas reivindicativas y patrióticas (Gustavo Triana)
- Colombia: Suspenden mesa temática por ataques a defensores de derechos humanos ( Plataformas de Derechos Humanos, Paz y Desarrollo)
- Colombia: A propósito de la visita de Ban Ki-moon (Rubén Sánchez David)
- Colombia: El computador de Raúl Reyes y las delicias: de nuevo sobre el imperio de la ley (Henrik López)
- Colombia: “La democracia nos quedó grande”: CNTV (Omar Rincón)
- Colombia: La CNTV: el plato de lentejas (Eduardo Noriega)
- Colombia: Un crimen de lesa humanidad invisibilizado (Maureén Maya Sierra)
- Colombia: Inseguridad e infiltración mafiosa en los organismos del Estado (Pedro Santana Rodríguez)
- Colombia: Razones de un desacuerdo (Jorge Enrique Robledo)
- Colombia: Ana Fabricia (José Darío Castrillón Orozco)
- Colombia: Fabricia (Mauricio Castaño H.)
- Colombia: Carta abierta a Ban Ki-moon (Aurelio Suárez Montoya)
- Colombia: La Alcaldía de Clara López: una valiosa oportunidad política (Álvaro Villarraga Sarmiento)

- Costa Rica: Comunidades costeras en lucha (Ernest Cañada)

- De mi periplo por Cuba en mayo del 2011 (Ricardo Infante Caminal)
- Cuba: Las nuevas y ridículas patrañas mediáticas contra Cuba (Percy Francisco Alvarado Godoy)
- Cuba: El truhán y su “nuevo” show (Abner Barrera)

- El Salvador: Los primeros dos años del gobierno de Mauricio Funes en materia ambiental (Ángel María Ibarra Turcios)
- El Salvador: Los acertijos no resueltos del 347 (Roberto Pineda)

- EE.UU: Escuela de las Américas: brazo ideológico-militar de la cultura estratégica (Pablo Ruiz)
- EE.UU: Miami, una ciudad peligrosa para vivir (Percy Francisco Alvarado Godoy)
- EE.UU: CIA y COMIN : Los robots en las guerras del futuro (Néstor García Iturbe)
- EE.UU: Imperio solo hay uno (Víctor J. Sanz)
- Las guerras de EEUU contra los débiles (Manuel E. Yepe)
- EE.UU: Cómo se mide el desempleo? (Néstor García Iturbe)
- EE.UU: EU, la crisis contra Obama (Salvador González Briceño)
- EE.UU: Una perfecta tormenta de estupidez (Amy Goodman)
- EE.UU: Un impuesto justo a los millonarios (Mark Engler)

- Guatemala: Misión “Idar Joel Hernández Godoy” para esclarecer crímenes contra bananeros (Giorgio Trucchi)

- Honduras: A dos años del nacimiento del FNRP y sus desafíos (Ollantay Itzamná)
- Honduras: Puede un acuerdo satisfacer a la izquierda y a la derecha? (Saul Landau)
- Honduras: De la reivindicación a la lucha por el poder: el mismo enemigo (Ricardo Arturo Salgado)
- Honduras: Incontrolable la voracidad empresarial contra los productores de café (Germán H. Reyes)
- Honduras: Personeros del INA llevan esquiroles armados a negociación con sindicato (Dunia Montoya)
- Honduras: Oligarquía hondureña preocupada con el triunfo de Ollanta en Perú (Alejandro Casco)
- Honduras: Politización en la atención a los pacientes con VIH/SIDA ( OFRANEH)
- Honduras: No puede haber paz en el Bajo Aguán sin justicia para los campesinos (Giorgio Trucchi)

- México: Y le tomaron la palabra (Eduardo Ibarra Aguirre)
- México: Algunas razones para crear de un colectivo por una Paz con Justicia y Dignidad (Gaspar Morquecho)
- México: Pacto Ciudadano por la Paz con Justicia y Dignidad ( Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad)
- México: Resistencia y emergencia nacional (Salvador González Briceño)
- México: Cola que te pisen (Teodoro Rentería Arróyave)
- México: Otra desaparición forzada (Teodoro Rentería Arróyave)
- México: PAN elude el compromiso social (Salvador González Briceño)
- México: Pacto con Justicia y Dignidad (Eduardo Ibarra Aguirre)
- México: A 40 años de distancia (Eduardo Ibarra Aguirre)
- México: “Sospechisismo” (Teodoro Rentería Arróyave)
- México: Guerra electorera del PAN (Salvador González Briceño)

- Nicaragua: La marcha desde las putas (Fernanda Siles)

- Panamá, EE.UU,: El Comando Sur y el nuevo régimen de seguridad (Marco A. Gandásegui, h.)

- Paraguay: Indígenas no celebraron el Bicentenario (Gustavo Torres)

- Perú: Nuevo centro del conflicto geopolítico regional (Raúl Zibechi)
- Perú: Humala, electo por legiones de pobres (Ángel Guerra Cabrera)
- Perú: Un nuevo escenario (Javier Diez Canseco)
- Perú: Que gobiernen quienes ganaron (Rodrigo Montoya Rojas)
- Perú: Resultados electorales (Jhonnatan Gamboa)
- Perú: El nuevo período político poselectoral (Raúl Wiener)
- Perú: Daños colaterales de la batalla electoral (José Coronado)
- Perú: Nacionalismo reformista bajo el horizonte de la transformación estatal (Katu Arkonada)
- Perú: Nuevo tiempo político (Guillermo Valera Moreno)
- Perú: Humala: su deuda es con el voto popular (Frida Modak)
- Perú: Derrota del fujimorismo y neoliberales (Emilio Marín)
- Perú: Ollanta Humala de visita en Chile: Venga la esperanza (Andrés Figueroa Cornejo)
- Perú: 5 de junio 2011: Cuando “la esperanza venció al miedo” (Antonio Romero Reyes)
- Perú: A los hermanos aimaras: Gracias (Hugo Blanco)
- Perú: El fujimorismo perdió las elecciones, pero Fujimori ganaría la calle (Carlos Rivera Paz)
- Perú: Estado Perúano continúa vulnerando derechos territoriales (Miguel Palacín Quispe)
- Perú: Alerta: ¿Indulto para el criminal? (Abner Barrera)
- Perú: Los dueños de las minas y el Estado cautivo (Jorge Manco Zaconetti)
- Perú: Consideraciones al triunfo de Gana Perú (José Justo Calderón Dongo)

- Uruguay: Derecho al error (Emilio Cafassi)

- Venezuela: Voy descalza, gracias (Carola Chávez)
- Venezuela: Chávez el momento histórico y el derecho a la crítica (Martín Guédez)
- América Sur, Venezuela: Unión Suramericana: una de las políticas del proceso bolivariano venezolano (Lucía Berbeo)

* Portugués
- Insanidade econômica (Marcus Eduardo de Oliveira)
- Pandora e Stradivarius (Frei Betto)
- 2012 - Cúpula do Futuro (Cristovam Buarque)
- Sustentabilidade: adjetivo ou substantivo? (Leonardo Boff)
- A perigosa direitização da Europa (Altamiro Borges)
- STF apóia Lula, derrota Berlusconi e Gilmar Mendes e solta Battisti (André Barrocal)
- Brasil: Bala Perdida, Bala Certeira (Roberto Malvezzi)
- Brasil: Balanço do governo Lula: Neoliberalismo versus Pós-Neoliberalismo (Emir Sader)
- Brasil: A questão fundiaria (I) (Sergio Sebold)
- Brasil: Riachuelo: A Celebração da Barbárie (Mário Maestri)
- Bacanal e Brasil bacana (Bruno Peron)
- Brasil: Lições da crise (Emir Sader)
- Brasil: Não dá mais para viver (Elaine Tavares)
- Brasil: Palocci cai, mas ortodoxia do BC continua (Altamiro Borges)
- Brasil: Forças ítalo/Américanas derrotadas no STF (Laerte Braga)
- Brasil: Cesare Battisti – Um ato de soberania (Laerte Braga)

* Inglés

- The revolt of the indignad@s: moving on to the next stage (Josep Maria Antentas)
-
Massive popular uprising in Greece (Yorgos Mitralias)
-
Sustainability: adjective or noun? (Leonardo Boff)
-
Future options for the WSF (Pierre Beaudet)
- Bolivia:
GMOs and the privatization of seeds (Fortunato Esquivel)
- El Salvador:
An environmental analysis of the first two years of Mauricio Funes' Administration (Angel Maria Ibarra Turcios)
- Paraguay:
Indigenous still marginalized 200 years later (Gustavo Torres)

* Francés

-
Révolte populaire de masse en Grèce (Yorgos Mitralias)
-
Le mouvement des indignées: passer à l’étape suivante (Josep Maria Antentas)
-
Centre versus Périphérie dans l’UE (Eric Toussaint)
-
Où va le Forum social mondial ? (Pierre Beaudet)
- Colombia:
« Les bonnes paroles ne freinent pas les violations des droits humains » (Sergio Ferrari)
- Haiti:
Martelly-30 jours : Le flou ( AlterPresse)
- Haiti:
Les linges sales se lavent en famille (Marc-Arthur Fils-Aimé)
 
 
FORUM EN LINEA.
 
Jorge Hank Rhon, impunidad
 
José Martínez M. / Difunet
difunet@gmail.com
 
A propósito de su detención por elementos del Ejército por la posesión de armas, ésta es la segunda ocasión que el empresario Jorge Hank Rhon se encuentra en problemas con la justicia mexicana por vínculos con actividades criminales. Hace un par de años Jorge Hank Rhon fue declarado “indeseable” por el gobierno de Estados Unidos y le fue cancelada su visa de forma indefinida, por lo que dejó de visitar ese país y perdió su lujosa residencia en San Diego, California, donde residía la mayor parte del tiempo en las últimas tres décadas.
Desde mediados de los 90 la DEA, la FBI, el Departamento del Tesoro, el Servicio de Inmigración y el Servicio de Aduanas abrieron investigaciones conjuntas en la llamada Operación Tigre Blanco, que lo vinculaban a los cárteles de la droga mexicanos, específicamente el clan de los Arellano Félix y el referente al del desaparecido Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como El señor de los cielos.
Sin embargo, la sombra que lo ha seguido en toda su vida ha sido la del periodista Héctor Félix Miranda, el célebre Gato Félix, quien fuera asesinado por dos de sus guardaespaldas, quienes se encuentran en prisión desde hace más de 20 años.
El periodista Francisco Ortiz Franco, coeditor del semanario Zeta de Tijuana, quien se proponía reabrir el expediente del caso sobre el asesinato de Félix Miranda, fue asesinado por sicarios de los Arellano Félix, a los que se le vincula a Jorge Hank Rhon por las agencias estadunidenses.
La siguiente es la historia del expediente de El gato Félix y Jorge Hank Rhon.
Sólo con una "falla" en el expediente, es decir, en la integración de la averiguación sobre el asesinato del periodista Héctor Félix Miranda, se podría reabrir el caso de este crimen que fue archivado por decisión política del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. El motivo: Jorge Hank Rhon, hijo menor del que fuera el mítico Carlos Hank González, era señalado como autor intelectual. Y el profesor Hank era el político de mayor peso en el gabinete salinista.
Después de 16 años, en el 2004, la presión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –dependiente de la Organización de Estados Americanos– a instancias de la Sociedad Interamericana de Prensa había logrado obtener del gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la aprobación para que un grupo independiente de peritos y abogados revisaran el expediente, bajo la única condición de que por el simple hecho de encontrar alguna "falla" en la integración de la averiguación, se permitiría reabrir el caso, mismo que había sido "cerrado" luego de la detención de dos de los autores materiales.
"Todo apunta al hipódromo", dijo en su momento Ernesto Ruffo, el primer gobernador de extracción panista, al que Salinas reconoció su triunfo bajo el principio de "ganar perdiendo, perder ganando".
El atentado tuvo lugar el 20 de abril de 1988, en el ocaso del gobierno del presidente Miguel de la Madrid, cuatro años después del cobarde crimen de Manuel Buendía. En el asesinato de El gato Félix las autoridades estatales sentenciaron a 27 años de prisión a Antonio Vera Palestina, quien había sido celoso guardaespaldas del profesor Hank, quien lo mandó comisionado a Tijuana a resguardar la seguridad de Jorge Hank Rhon.
En abril de 2004 un grupo de peritos y abogados de la CIDH se trasladaron a Tijuana para analizar las más de 14 mil hojas del expediente, aunque la revisión que presumiblemente se llevaría una semana en la que revisarían los documentos, al final resultaría una tarea que requeriría de varios años.
 
La acusación de un muerto
 
Para los editores del semanario Zeta, el crimen de El gato Félix debe reabrirse porque aún están libres los autores intelectuales. Así, bajo el encabezado de la que fuera la columna periodística de El gato Félix, Un Poco de Algo, sus compañeros de Zeta dedican semana a semana una página en señal de luto donde exponen lo siguiente:
"Jorge Hank Rhon: ¿Por qué me asesinó tu guardaespaldas Antonio Vera Palestina? Lic. José Guadalupe Osuna Millán. Los exgobernadores Lic. Xicoténcatl Leyva, Ing. Óscar Baylón Chacón, Lic. Héctor Terán Terán y Lic. Alejandro González Alcocer, no quisieron ordenar la captura de los que planearon asesinarme.
“El Lic. Ernesto Ruffo Appel sí pudo encarcelar al que me mató, y dijo que en este caso ‘todos los caminos conducen al Hipódromo de Agua Caliente’. ¿Podrá su gobierno capturar a los que ordenaron mi crimen? Héctor Gato Félix Miranda.
“Esta plana aparecerá cada semana hasta que se aclare y detenga a los autores del asesinato de Héctor Félix Miranda".
 
Ilustre desconocido
 
Como se recordará, Jesús Blancornelas y Héctor Gato Félix formaron una mancuerna explosiva. Los dos trabajaron juntos en el periódico ABC, donde protagonizaron uno de los episodios más combativos del periodismo de las últimas décadas, al confrontar los excesos del poder, el centralismo del gobierno, la subordinación de los gobernantes a Estados Unidos, el nepotismo, la corrupción política y empresarial, además de que denunciaron a los grupos de presión y enarbolaron la defensa de las causas populares, hasta llegar a convertirse en los verdaderos voceros de la sociedad civil.
Cuando llegó a Tijuana, Jorge Hank Rhon era un ilustre desconocido y buscó a El gato Félix que era el periodista más leído en esa parte de la frontera, para que lo hiciera un personaje popular.
Gracias a las columnas de El gato Félix dejó de ser "el hijo del profesor" para convertirse, ahora sí, en el ingeniero Jorge Hank Rhon.
Contaba el periodista Jesús Blancornelas que "las fiestas de Jorge eran famosas y Héctor se encargó de hacerlas más; bautizó al joven Hank Rhon como El pirrurris y le llamó ‘el hijo de papi’; y así como lo escribía lo entendía el hijo del profesor: era pura buena onda. Por eso, la amistad entre los dos creció y se afianzó".
 
Odiado y amado
 
Blancornelas afirma que en el proyecto periodístico que ambos compartían jamás le pidió cuentas de lo que escribía, ni tampoco El gato a él.
"Cuando me decían que el Gato era grosero, que no gustaba lo que escribía, a los quejosos les sugería que se lo dijeran a él mismo.
"Y era muy leído. A las señoronas de sociedad les encantaba; ellas, igual que los pobretones, le hablaban para contarle lo mismo chismes de fulanita o zutanita, que para mentarle la madre a cierto policía que se distinguía por transa; le hablaban para compartirle chistes acerca del gobernador o del Presidente.
"Félix escribía lo que muchos querían decir y no podían. De ser una simple columnita, la suya pasó a ser una plana, y el día menos pensado hasta dos.
"Funcionarios y gente conocida condenaron que era muy ‘mandado’, que se le debía quitar del periódico. Pero todos lo leían, y cuando no se publicaba la columna, ellos eran los que reclamaban".
Y fue justamente por eso que la historia del crimen del periodista Héctor Félix Miranda está ligada al Hipódromo de Agua Caliente.
Antonio Vera Palestina, jefe de guardaespaldas de Jorge Hank perteneció al escuadrón del Grupo Jaguar, adscrito a la División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia, la temible DIPD que comandaba el sanguinario Francisco Sahagún Baca, incondicional del "general" Arturo Durazo Moreno, cuyo jefe inmediato era el profesor en su calidad de regente del Distrito Federal durante el sexenio de José López Portillo.
Al servicio de Jorge Hank Rhon, del que era como su sombra, Vera Palestina creó un cuerpo especial de seguridad integrado por agentes de varias corporaciones, cuyo rasgo en común era estar adiestrados para matar –ante la más mínima provocación–, para proteger a su jefe.
Más de 20 años después el expediente del caso Félix está en espera de ser reabierto donde Jorge Hank Rhon es señalado como el autor intelectual del abominable crimen.
 
 

La guerra sucia política
 
Jorge Meléndez Preciado
jamelendez44@gmail.com
 
Únicamente sus incondicionales han pedido la libertad de Jorge Hank Rhon. Los priístas, que en un inicio se sobresaltaron por la detención de este personaje (Carlos Flores Rico, por ejemplo), se quedaron mudos en unas pocas horas. Hay un pacto de no hablar de un caso que les restaría votación en el estado de México, donde hay campaña electoral, y que de insistir puede traer consecuencias para la  candidatura de Enrique Peña Nieto en 2012.
Tan es clara la acción de Felipe Calderón para restarle popularidad al señor de La gaviota, que el siempre inoportuno Ernesto Cordero, delfín de Los Pinos, se lanzó a retar al mexiquense a un enfrentamiento cara a cara, acerca de políticas para disminuir la miseria. Lo que muestra nítidamente que el secretario de Hacienda ya no cumple con sus funciones y anda en abierto proselitismo y, asimismo, que hay una estrategia de largo aliento desde las alturas para cerrarle el paso a como de lugar al PRI en su afán por regresar a la silla embrujada.
Es decir, que al Ejecutivo le importa poco guardar las formas políticas.
Si a muchos no espantó la intromisión de Vicente Fox con el fin de  detener a como diera lugar el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, ahora Felipe Calderón se ha lanzado con mucha anticipación con el objeto de evitar entregarle el relevo a un priísta. Algo que ya se sabía pero que en los últimos días se ha divulgado por varios columnistas. Lo cual muestra que la lucha electoral no es más que un juego de intereses de unos cuantos individuos, empresas y grupos financieros. ¿Qué hará ante esta situación la autoridad, el IFE y el Tribunal Electoral?
Claro, Jorge Hank y no los exgobernadores que se mencionaban: de Oaxaca, Tamaulipas, Durango y Puebla, quienes no están a salvo más bien esperando sudorosos un próximo golpe, era el personaje ideal. Lo mismo por su riqueza muy explicable que sus nexos con el cártel de Tijuana, los Arellano Félix, que su involucramiento en los asesinatos de Héctor El gato Félix  (22 de abril de 1988) y Francisco Ortiz Franco (22 de junio de 2004), ambos directivos del semanario Zeta.
Lo documenta muy bien la responsable de la mencionada publicación, Adela Navarro (El Universal, 7 de junio), al señalar que han insistido en reabrir al caso de Félix, ya que el posible y casi seguro autor intelectual del homicidio es Hank, no obstante que la mano ejecutora haya sido su antiguo guardaespaldas, Antonio Vera Palestina, cuyo hijo trabaja con Jorge y misteriosamente continúa desaparecido.
La cola de este exótico y desenfrenado personaje es muy larga. Tanto que la inteligente y muy puntual compañera, Dolia Estévez, en el periódico El Financiero señaló que hubo una operación en Estados Unidos, denominada “Tigre Blanco”, en 1997, que organizaron la DEA, el FBI y aduanas para detener a Hank. Alguna presión hubo por la parte mexicana que los yanquis se echaron para atrás e incluso Jorge demandó a la periodista y al diario, sin fortuna.
Pero meses después, la familia Hank vendió un banco estadunidense el cual, dicen, servía para el lavado de dinero. Y esto, el manejo de billetes,  puede ser el asunto nodal. Ello porque las agencias de investigación gringas han insistido que las casas de apuestas Caliente, hoy con inversiones españolas,  manejan de forma tramposa los resultados de muchos juegos para hacer ganar y/ o perder dinero, no sólo estafando a los clientes sino lo más importante: obteniendo cifras estratosféricas unos pocos, los que blanquean el dinero.
Acerca de este rubro no se ha dicho hasta ahora nada. Tal vez porque al jalar el hilo pueden ser descobijados muchos de quienes han amasado fortunas, algunos de ellos cercanos a los poderes políticos y financieros de esta nación. Asunto que puede legitimar, en serio, a una administración pero traer resultados inesperados y escandalosos.
Hank está preso por acopio de armas de uso exclusivo del Ejército y por delincuencia organizada, esto último como parte de su consignación aún no detallada. Lo que hace insostenible las afirmaciones de Alejandro Poiré y Marisela Morales, vocero y procuradora general de la república, respectivamente, de que el asunto no está politizado ni es cacería de brujas. Incluso el segundo para exculpar a su jefe dijo algo realmente insólito: “el presidente Calderón no sabía nada acerca de la detención de Jorge Hank”. De ser así, tenemos un mandatario que no está al tanto de un acontecimiento de primer orden que ha puesto en tensión al Ejército Mexicano y a las fuerzas de seguridad en Estados Unidos. ¿Usted cree?
El golpe, hasta ahora, no ha repercutido en el estado de México, pero no se descarta que pueda traer consecuencias serias. Ello porque el derroche de recursos de Eruviel Ávila es muy notorio. En cada mitin, y son varios por día, los miles de asistentes llevan playeras, gorras y chamarras rojas con el logotipo del candidato. Más del 80 por ciento de la propaganda callejera es del abanderado priísta. Y los anuncios en todos los medios, incluyendo internet y Youtube, son mayoritariamente del exobrero.
¿Quién ha financiado tal exceso? Desde luego Peña Nieto con recursos seguramente desviados, pero no se descarta que una serie de ricachones que cobrarán luego las facturas, entre ellos el señor de un zoológico descomunal, ya que los mil millones de dólares que se le atribuyen le dan para dar y repartir a manos llenas. Aunque después se reponga, pues cuando fue alcalde de Tijuana sus negocios aumentaron y su fortuna se disparó. Lo que muestra que sigue al pie de la letra la frase de su padre, el también voraz, Carlos Hank González: “Un político pobre es un pobre político”.
Y eso muestra en lugar de buscar fantasmas en donde no existen, las debilidades del llamado nuevo PRI y los pies de barro de Eruviel y Peña Nieto,  ya que mientras no salgan de la ruta del poder a toda costa y el dilapidar el presupuesto encomendado en campañas efímeras, nada habrá cambiado. Lo grave, empero, es que los tres partidos grandes van por la misma senda: despreciar a los ciudadanos y tratar de seducirlos con imágenes espectaculares en los medios. Por eso ya se canceló para dentro de años la reforma política que posibilitaría un mínimo avance para la ciudadanía con candidaturas diferentes y otras opciones. Un mensaje ominoso, por cierto, a las exigencias de Javier Sicilia y su caravana por la dignidad.
No habrá combate a la delincuencia organizada, sino un disparo contra el mayor enemigo del panismo. Claro, el blanco es un individuo que no tiene defensa social posible.
 
 
 
Los patriarcados
 
Sergio Gómez Montero
gomeboka@yahoo.com.mx
 
En memoria de Jorge Semprún.
 
“… el amor es disponibilidad a la creación:
aún no y sin embargo”.
H. Broch: “La muerte de Virgilio”.
 
La lectura es, en muchos sentidos, la principal fuente de sabiduría experiencial (la práctica se fortalece con la lectura y con ella, con la lectura, esa práctica se transforma) y es ella la que muchas veces nos conduce a cotidianidades que en lo inmediato parecen inexplicables. Al menos así asumo hoy lo inescrutable de la suerte que ha seguido Jorge Hank Rhon y a quien, para entender su historia, vale más analizarlo a través de la lectura.
En tal sentido, quisiera referirme a un libro clásico: La rama dorada, de sir George Frazer, en donde muy fácil se puede ubicar el sentido y simbolismo del patriarcado como experiencia de gobierno –o si se quiere, más bien, como técnica de control de grupos sociales–. Es allí, en principio, en el patriarcado en donde se puede ubicar a Hank, cuyas conexiones con el patriarcado se originan en su padre, el profesor Carlos Hank González, quien, en el estado de México, construyó, con base en el patriarcado, un verdadero imperio en esa entidad y que luego su hijo trasladó esa figura y práctica patriarcal a la ciudad de Tijuana, en donde hoy, allí, el patriarcado de Jorge Hank está sólidamente establecido.
Ahora bien, si se quiere saber lo que ha sido recientemente el patriarcado político en el México posrevolucionario, mucho nos dice la lectura de Memorias de Gonzalo N. Santos, el famoso Alazán tostado, quien hizo de San Luis Potosí su territorio, en donde sólo él y nadie más decidía qué se hacía y qué no se podía hacer: es decir patriarcado llevado a sus extremos. Ese esquema santista es el que prevalece hoy en la Tijuana de Hank Rhon.
Pero, más de carne y hueso, aunque no con su nombre verdadero, Jorge Hank Rhon aparece sobre todo en dos novelas espeluznantes –no, no por malas, sino porque ellas son retratos actuales de la corrupción e impunidad con que en México (y en buena medida también en Estados Unidos) se han manejado los asuntos vinculados al narcotráfico– de Don Winslow (excelente escritor norteamericano radicado actualmente en San Diego): El poder del Perro y El invierno de Frankie Machine, en donde, entrelíneas, la presencia patriarcal del ingeniero Hank Rhon (que, insisto, no aparece con su nombre ni mucho menos) es quien, en esas novelas, protege abiertamente a los Arellano Félix y no permite que nadie, en su territorio, se mueva más allá de las reglas por él impuestas. Nada de realidad existe, en efecto, en esas novelas; pero que la figura patriarcal descrita aparece a lo largo de las páginas de esos libros es una realidad inmarcesible.
No tan patente esa presencia, aunque sí intuida, está también en el libro de Heriberto Yépez Aburto y, para mí en particular, en la de Luis Humberto Crosthwaite Tijuana: crimen y olvido, en donde si bien es don Jesús Blancornelas quien más abiertamente está allí presente, la figura patriarcal de Hank pareciera colarse más de una vez en las páginas de ese libro.
Y ya que menciono a Blancornelas, de él sí se puede decir que múltiples veces sus dardos periodísticos hicieron referencia a Hank Rhon y que por eso no nos hemos cansado de denunciar que mucho tuvo que ver el ingeniero en la muerte de tan insigne periodista, pues muchos de los males que lo llevaron a la tumba provinieron de acciones en las que tan deleznable patriarca tuvo que ver.
¿Defender a Jorge Hank Rhon? Por favor, desde hace mucho ese patriarca está condenado.
La literatura, pues, también desde tiempo atrás, con justa razón, había condenado ya a ese personaje. Por eso, y por muchas cosas más, vale la pena leer.
 
 
 
El golpe avisa
 
Raúl Moreno Wonchee
wonchee_r@yahoo.com.mx
 
El primer golpe de la temporada debía ser espectacular. Que todo el mundo lo viera, que nadie quedara al margen a la hora de opinar y de tomar partido. Se buscaba, ante todo, hacer constar que hay voluntad suprema, que la sigue habiendo a pesar del formidable fracaso y de los irremediables daños. Que siguen otros porque la mano no le tiembla. Y que es capaz de someter a la noble institución encargada de que nadie profane el suelo de la patria, para que obedezca llamadas anónimas que le ordenan –ellas y nadie más– violar la Constitución.
No creo que se trate de un golpe destinado a mover el tapete del torneo electoral del estado de México. Desde luego, la proximidad de las fechas así como el origen y las relaciones del ahora indiciado inducen a suponer esa intención, y que algún efecto deberá tener en unos comicios estatales donde las alianzas operadas por el Presidente –véase si no la encendida defensa que el legítimo hizo del ilegítimo en domingo en el Zócalo– son las que tratan de inclinar la balanza.
El principal objetivo de la operación Caliente es, obvio, el clima. El clima electoral del 2012 que en la estrategia de la derecha debe calentarse hasta no dejar lugar a dudas de que por encima de las razones y de la ley, será la fuerza, la que todos los días el gobierno ostenta y ejercita en la guerra infame, la que decida la sucesión. Mal haría el tricolor en caer en el juego y escalar la bronca bloqueando las reformas política y laboral. Mejor haría depurándolas de concesiones a la derecha para que verdaderamente sean los ciudadanos y los trabajadores sus mayores beneficiarios.
 
 

Jorge Hank Rhon, nada personal
 
José Martínez M. / Difunet
difunet@gmail.com
 
A la memoria de mis compañeros Jesús Blancornelas,
Francisco Ortiz Franco y Héctor Félix Miranda.
 
Lo debo de decir con toda sinceridad. Nunca imaginé que una mujer tuviera más pantalones que muchos hombres. Mis respetos. Me refiero a la licenciada Marisela Morales Ibáñez, titular de la Procuraduría General de la República, quien tuvo el valor de consignar a Jorge Hank Rhon ante un juez federal, pese a las enormes presiones políticas a las que se enfrentó.
Antes de esta dama pasaron por la PGR doce procuradores desde la administración del expresidente Miguel de la Madrid hasta la de Felipe Calderón. Ninguno se atrevió a tocar a los Hank. Seguramente si Jesús Blancornelas hubiera tenido la oportunidad de ver al ingeniero Jorge Hank Rhon pisar la cárcel por sus vínculos con el crimen organizado, estaría doblemente satisfecho, porque al hijo del profesor Hank lo han asociado con el cártel de los hermanos Arellano Félix, asunto que el semanario Zeta de Tijuana denunció desde hace mucho años y que llevaron al propio Blancornelas a sufrir un atentado al que sobrevivió, pero no así su asistente Luis Lauro Valero.
Con Jesús Blancornelas mantuve una estrecha relación hasta sus últimos días de vida. Tuve el privilegio de colaborar con él durante muchos años pese a la enorme distancia geográfica que nos separaba, más de tres mil kilómetros. Pero a través del tiempo Jesús y yo nos fundimos más en el quehacer periodístico que teniendo como común denominador a los Hank. Durante esos años tuve el honor de que Blanconelas prologara cuatro de mis libros, uno de ellos Las enseñanzas del profesor. Indagación de Carlos Hank González. Lecciones de poder, impunidad y corrupción, editado por Océano en 1998.
Blancornelas investigó a detalle, junto con otros compañeros de Zeta –Adela Navarro y Francisco Ortiz Franco–, los pormenores del asesinato de su inseparable amigo Héctor Félix Miranda, El gato Félix. Se pudo demostrar que el jefe de guardaespaldas de Jorge Hank Rhon, Antonio Vera Palestina y un grupo de pistoleros a su servicio lo asesinaron por órdenes de Hank Rhon.
La madrugada del miércoles 20 de abril de 1988, Jorge Hank y sus amigos andaban enfiestados en Tijuana. En esa reunión Alberto Murguía Orozco, amigo íntimo de Jorge Hank, se acercó a él para decirle, delante de Vera Palestina –su jefe de escoltas y compadre– que si ya había leído lo que de él escribió El gato Félix; que muy atrevido; que ya era hora de ponerlo quieto; y que si no entendía por los buenas, entonces por las malas.
Así se gestó el asesinato del periodista Héctor Félix Miranda, coeditor de Zeta. Desde entonces los editores de Zeta publican semana a semana una plana en fondo negro exigiendo justicia a los gobernadores de Baja California, desde el priísta Óscar Baylón Chacón hasta los panistas Ernesto Ruffo Appel, Héctor Terán Terán, Alejandro González Alcocer, Eugenio Elorduy Walther y José Guadalupe Osuna Millán. El único de todos ellos que aceptó que Jorge Hank estaba detrás del asesinato de El gato Félix, fue Ernesto Ruffo, pero le tembló la mano, pues el profesor Carlos Hank González lo intimidó.
En el año 2004 mi compañero Francisco Ortiz Franco, coeditor de Zeta se disponía a estudiar el expediente de más de 14 mil hojas sobre el caso Félix. El gobierno del presidente Vicente Fox aceptó a regañadientes las exigencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Sociedad Interamericana de Prensa para reabrir el expediente. Cuando Ortiz Franco estaba metido de lleno en el asunto, un grupo de sicarios lo asesinó a sangre fría delante de sus pequeños hijos.
Blancornelas asumió el compromiso de luchar hasta donde lo permitieran sus fuerzas por dar con los asesinos materiales e intelectuales de Francisco Ortiz Franco. Así fue, Blancornelas logró desentrañar buena parte de la madeja. Detrás del asesinato estaban los Arellano Félix y detrás de ellos Jorge Hank Rhon.
Hoy después de 23 años del asesinato de Héctor Félix Miranda, Jorge Hank Rhon ha pisado por primera vez en su vida, en su calidad de indiciado, una prisión federal. Es acusado por acopio y posesión de armas, asociación delictuosa, pero sus grandes crímenes lo protegen. Si en realidad hay voluntad política para procesarlo y sentenciarlo, tanto los jueces como el gobierno de Felipe Calderón deben reabrir los expedientes de Héctor Félix Miranda y Francisco Ortiz Franco y acabar con la impunidad de los Hank.
Cinco presidentes de la República, seis gobernadores de Baja California, trece procuradores generales de la República, han pasado desde que Jorge Hank Rhon es señalado de estar detrás del asesinato del periodista Héctor Félix Miranda y de estar involucrado en actividades criminales como lo han documentado órganos de inteligencia y seguridad del gobierno de Estados Unidos.
Por qué si en Estados Unidos ha sido calificado de “indeseable” y se le retiró la visa por ser considerado una amenaza para la seguridad de ese país, porque en México les ha temblado la mano para someterlo a juicio. Lo sabemos, es inconmensurablemente rico y poderoso. ¿Y la justicia?
Lo que puedo decir ante tanta impunidad es que Jesús Blancornelas, lo mismo que Héctor Félix Miranda y Francisco Ortiz Franco, dedicaron su vida con toda la pasión por el trabajo periodístico en una ciudad y un país que no se lo merecían.
 
 

La situación fronteriza
 
José Manuel Gómez Porchini
jmgomezporchini@gmail.com
www.mexicodebesaliradelante.blogspot.com
 
La situación de las fronteras ha sido desde siempre, un tema ajeno a la realidad nacional. Desde aquella alegoría que don Eulalio González, Piporro, representante de la región realizara con Chulas fronteras hasta los estudios sociológicos formales que empiezan a dar luz de la razón de ser de esas fronteras.
Soy de Tamaulipas y algo conozco del tema. Las fronteras han tenido vida propia y cada una ha sabido de sus afanes. Matamoros-Brownsville, Reynosa-Hidalgo y McAllen, Nuevo Laredo-Laredo y así, todo el Río Bravo. Si recordamos que la frontera era más al norte, al Río Nueces, resulta que al cambiarla se transformó la vida de los que se quedaron de aquél lado.
En mi tierra, Matamoros, existe una confusión de nombres, apellidos y familias: Son los mismos los de éste y los de aquél lado. No existe conflicto y todo es paz. El Casino de Matamoros y el Contry Club de Brownsville tienen casi los mismos apellidos, si acaso cambian unos cuantos y todos, ricos, pobres y clase media de uno y otro lado de la frontera van a la Isla a tomar el sol y bañarse en las aguas del Golfo de México.
En Reynosa es distinto, están solos. Hidalgo es un montoncito de casuchas, ahora muy elegantes, pero sin habitantes ni competencia. McAllen está muy lejos. Ahí no existe identidad, ni rivalidad ni relación alguna. Son totalmente ajenos.
Los de Laredo, al cambiar la frontera decidieron seguir siendo mexicanos y por eso, cruzaron el Río Bravo y fundaron una nueva ciudad: Nuevo Laredo. Allá dejaron sus muertos y parte de su historia pero confiaron en lo que venían a hacer. Y son mexicanos y para ellos, los que se quedaron resultaron ser de menor valor. Por eso, al mexicano que se quedó allá no lo quieren ni los de aquí, por renegado ni los de allá, por estimarlo menor. Tener apellido en español precisamente en Laredo es una afrenta.
Eso deben saberlo los que estudian la vida de las fronteras, no para recalcarlo si no, para ir buscando la forma de restañar esa herida.
Ahora un funcionario menor del lado americano ha solicitado se retiren los anuncios y letreros que indican la proximidad con México. Desea se eliminen las referencias a nuestra patria, pero tiene apellido en español.
Tal vez, hable inglés. Tal vez, busque el bien de su país. Pero si va buscando lo que ahora se impone como realidad, como verdadero punto de partida para hacer la vida, ha de buscar el capital social.
Un vecino de aquellos lares, a quien conocí hace muchos ayeres, ha pugnado por crear capital social en su tierra natal para despegar como zona económica, como región productiva, como polo de desarrollo.
Leopoldo Lara maneja y con maestría el tema del capital social y ha venido haciendo esfuerzos por lograr que su tierra, esa tierra brava por la que cruza la mayor parte del comercio internacional de México, salga adelante. Y, la verdad, los que vemos desde fuera sus esfuerzos, sólo nos queda alentarlo para que siga, decirle que su compromiso con Nuevo Laredo, con Laredo el de antes, con los habitantes de ambos lados de ese Río Bravo que tanta vida ha dado y también, que tantos muertos debe, se debe manejar siempre buscando crear el mayor capital social posible, que no es otra cosa que la confianza que existe entre los diversos pobladores de una región en los demás miembros de la misma comunidad. Que la gente del pueblo confíe en sus autoridades, que éstas, crean en los ciudadanos, que el obrero confíe en el patrón y éste, en quien permite que viva la empresa.
Por capital social también se debe entender la confianza que existe en dejar la puerta abierta, seguro de que nadie entrará a ofenderla, que nadie busca apropiarse de lo ajeno, precisamente porque la sociedad le ha permitido obtener lo necesario.
Es algo así como volver a los tiempos en que nuestros abuelos platicaban que las casas estaban abiertas día y noche sin que nadie causara daños.
Volver al tiempo en que las bicicletas estaban en la calle, recargadas en la puerta y ahí se quedaban.
Confiar en que el policía es representante de la autoridad y vela por la sociedad, no como ahora parece ser: que cuida los intereses de quienes tienen conflictos con la ley y representa lo que los ciudadanos más abominan: el crimen y la ilegalidad.
Es tan fácil como querer. Es tan fácil como confiar y además, establecer los mecanismos para garantizar premios a quien haga las cosas bien.
Es mucho más barato y más productivo premiar las buenas acciones que tratar de controlar situaciones fuera de toda proporción.
La forma de crear y lograr ese capital social, es interesándose realmente en los problemas de los demás, no sólo de palabra, si no de obra.
El capital social se logra generando riqueza para todos, generando empatía, unidad, esfuerzo conjunto y compromiso. Se alcanza cuando la gente sabe que los demás, van a ayudarlo como él lo hace con los demás. Cuando el hombre no se siente solo entre los hombres, pues por eso cedió sus libertades, para vivir en sociedad, seguro y confiando en la colectividad, ya oficial, ya privada, que sabe que va a apoyarlo.
Vale la pena.
Me gustaría conocer su opinión.
 
 
 
El papel de Wall Street en el
narcotráfico: Los negocios florecen
 
* La guerra contra la droga es un fraude * No tiene que ver con interdicción, si no con control * Washington provee la fuerza para que los bancos puedan acumular el gran dinero
 
Mike Whitney* / Counter Punch
www.counterpunch.org/
 
Imaginad cuál sería vuestra reacción si el gobierno mexicano aceptara pagar a Barack Obama 1,400 millones de dólares para que envíe tropas y vehículos blindados estadunidenses a Nueva York, Los Ángeles y Chicago, para realizar operaciones militares, establecer puntos de control, y realizar tiroteos que terminen por matar a 35,000 civiles estadunidenses en las calles de las ciudades de Estados Unidos.
Si el gobierno mexicano tratara a EU de esa manera, ¿lo consideraríais como amigo o enemigo? Así trata EU a México, y lo hace desde 2006.
La política de EU hacia México –la Iniciativa Mérida– es una pesadilla. Ha debilitado la soberanía mexicana, corrompido el sistema político, y militarizado el país. También ha llevado a las muertes violentas de miles de civiles en su mayoría pobres. Pero a Washington le importa un pepino el “daño colateral” mientras pueda vender más armas, fortalecer su régimen de libre comercio, y blanquear más beneficios de la droga en sus grandes bancos. Entonces todo va a las mil maravillas.
¿Tiene sentido dignificar esta carnicería llamándola “guerra contra la droga”?
No tiene sentido. Lo que vemos es una gigantesca toma del poder por el gran capital, las grandes finanzas y los servicios de inteligencia de EU. Obama simplemente hace lo que se les antoja, motivo por el cual –no es sorprendente– las cosas se han puesto mucho peor en su gobierno. Obama no sólo ha aumentado los fondos para el Plan México (alias Mérida), sino también ha enviado más agentes estadunidenses para que trabajen en la clandestinidad mientras drones de EU realizan su trabajo de vigilancia. ¿Comprendéis? No es una pequeña redada antidroga: es otro capítulo en la Guerra de EU contra la Civilización.
Lo que sigue es un pasaje de un artículo en Counter Punch de Laura Carlsen que da algunos antecedentes:
“La guerra de la droga se ha convertido en el mayor vehículo de militarización en Latinoamérica. Es un vehículo financiado e impulsado por el gobierno de EU y alimentado por una combinación de falsa moral, hipocresía y mucho miedo fuerte e irracional. La así llamada “guerra contra la droga” es en realidad una guerra contra la gente, especialmente los jóvenes, las mujeres, los pueblos indígenas y los disidentes. La guerra contra la droga se ha convertido en el principal camino para que el Pentágono ocupe y controle países a costa de sociedades completas, y muchas, muchas vidas.
“La militarización en nombre de la guerra contra la droga ocurre con más rapidez y más a fondo de lo que la mayoría probablemente esperábamos bajo el gobierno de Obama. El acuerdo para establecer bases en Colombia, suspendido posteriormente, envió una de las primeras señales de la estrategia. Y hemos visto la extensión indefinida de la Iniciativa Mérida en México y Centroamérica, e incluso, lamentablemente, que barcos de guerra han sido enviados a Costa Rica, una nación con una historia de paz y sin ejército…
“La Iniciativa Mérida financia intereses de EU para entrenar fuerzas de seguridad, suministrar tecnología de inteligencia y guerra, dar consejos sobre la reforma de los sistemas de justicia y promover los derechos humanos –todo en México.” (The Drug War Can't Be Improved, It Can Only be Ended, Laura Carlsen, Counter Punch).
Si tiene la apariencia de que Obama estuviera haciendo lo posible por convertir a México en una dictadura militar, es porque lo está haciendo. El Plan México es un engaño que oculta los verdaderos motivos del gobierno, que son asegurar que los fastuosos beneficios del narcotráfico terminen en los bolsillos deseados. De eso se trata, de mucho dinero. Y por eso el número de víctimas fatales ha aumentado vertiginosamente mientras la credibilidad del gobierno mexicano ha caído al nivel más bajo en décadas. La política de EU convierte grandes áreas del país en campos de la muerte, y la situación sigue empeorando.
En la siguiente entrevista, Charles Bowden describe cómo es la vida de la gente que vive en la Zona Cero en la guerra de la droga: Juárez, México:
“Esto pasa en una ciudad en donde hay personas que viven en cajas de cartón. 10 mil negocios fueron abandonados o cerrados el año pasado. De 30 a 60 mil personas de Juárez, principalmente los más ricos, se han trasladado del otro lado del río, a El Paso, en busca de seguridad, incluyendo al alcalde de Juárez, a quien le gusta pasar tiempo en El Paso. El editor del periódico de Ciudad Juárez vive en El Paso. Entre 100,000 y 400,000 personas simplemente han abandonado la ciudad. Una buena parte del problema es económico, no es sólo por la violencia. Al menos 100,000 puestos de trabajo en las fábricas que se encuentran en la frontera han desaparecido durante la recesión debido a la competencia de Asia. Existen entre 500 a 900 pandillas y bandas criminales, las estimaciones varían.
“A eso hay que añadir 10,000 soldados y agentes de la Policía Federal que merodean por los alrededores. Te encuentras con una ciudad en la que nadie sale por la noche, donde los pequeños negocios son extorsionados, donde, según datos oficiales, 20,000 automóviles fueron robados el año pasado y más de 2,600 personas fueron asesinadas. Una ciudad en la que nadie hace un seguimiento de las personas que han sido secuestradas y no han vuelto a aparecer, donde nadie cuenta el número de personas enterradas en fosas secretas, algunas de las cuales, milagrosamente, cada tanto consiguen abrirse paso hacia la superficie, desenterrarse. Te encuentras con una situación desastrosa. Y hay un millón de personas atrapadas en la ciudad que son demasiado pobres para irse. Ese es el estado de la ciudad.” (Charles Bowden, Democracy Now).
No se trata de la droga; se trata de una política exterior demencial que apoya ejércitos testaferros para imponer el orden mediante la represión y la militarización de un Estado policial. Se trata de expandir el poder de EU aumentando los beneficios en Wall Street.
A continuación reproducimos más antecedentes del autor Lawrence M. Vance, de la Fundación por el Futuro de la Libertad:
“Una cantidad desconocida de agentes del mantenimiento del orden de EU trabajan en México… la DEA (Agencia Antidrogas de EU) tiene más de 60 agentes en México. Además hay 40 agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU, 20 encargados del Servicio de Alguaciles de EU, y 18 agentes de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, más agentes del FBI, del Departamento de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (US Citizen and Immigration Service), la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, Servicio Secreto, Guardacostas, y de la Agencia Americana de Seguridad en el Tráfico (NHTSA). El Departamento de Estado mantiene una Sección de Asuntos de Narcóticos. EU también ha suministrado helicópteros, perros detectores de drogas, y unidades de polígrafo para seleccionar a candidatos a los servicios de mantenimiento del orden.
Drones de EU espían escondites de cárteles, y radiobalizas de localización estadunidenses ubican a coches y teléfonos de sospechosos, agentes de EU localizan las balizas, rastrean llamados de teléfonos móviles, leen correos electrónicos, estudian modelos conductuales de incursiones fronterizas, siguen rutas de contrabando, y procesan datos sobre narcotraficantes, blanqueadores de capitales y jefes de los cárteles. Según un antiguo fiscal mexicano contra la droga, no existen restricciones según la ley de EU para que agentes estadunidenses realicen escuchas de cualquiera en México, mientras no esté en EU ni pinchen los teléfonos de ciudadanos estadunidenses. ("Why Is the U.S. Fighting Mexico's Drug War?" Laurence M. Vance, The Future of Freedom Foundation).
No se trata de política exterior: es una ocupación más por EU. Y, ¿adivinad quién gana en abundancia en el gran juego de este sórdido engañito? Wall Street. Así es, los grandes bancos obtienen su parte, como siempre lo hacen. Considerad este pasaje de un artículo de James Petras, titulado “Cómo los beneficios de la droga salvaron el capitalismo”. Es un gran resumen de los objetivos que conforman la política:
“Mientras el Pentágono arma al gobierno mexicano y la Drug Enforcement Agency (DEA) promueve la solución militar, los más grandes bancos de EU recaudan, blanquean y transfieren cientos de miles de millones de dólares anuales de y a las cuentas de los capos de la droga, para comprar armas modernas, pagar ejércitos privados de asesinos y corromper a políticos y agentes del orden a ambos lados de la frontera.
“Las ganancias de la droga, en su sentido más básico, se realizan a través de la capacidad de blanqueo de fondos y realización de transacciones del sistema bancario de EU. La escala y el alcance de esta alianza entre el cártel de la droga y el citado sistema bancario superan con creces cualquier otra actividad económica del sistema bancario privado estadunidense. Un solo banco –Wachovia– blanqueó 378,300 millones de dólares entre el 1 de mayo 2004 y el 31 de mayo de 2007 (The Guardian, 11-V-11). Todos los bancos importantes de EU han sido en un momento u otro socios financieros activos de los criminales cárteles de la droga: Bank of America, Citibank, JP Morgan, así como otros bancos extranjeros que operan en Nueva York, Miami y Los Ángeles.
“Si bien los principales bancos de EU son los motores económicos que permiten que siga en funcionamiento este multimillonario imperio de la droga, la Casa Blanca, el Congreso de EU y los organismos oficiales de lucha contra la droga son los protectores básicos de los bancos… El blanqueo de dinero de la droga es una de las fuentes más lucrativas de beneficio de todos los bancos de Wall Street: cobran altas comisiones y prestan a entidades de crédito a tasas de interés muy superiores a las que pagan –cuando lo hacen– a los narcotraficantes por sus depósitos… Inundados de beneficios blanqueados de la droga, esos titanes estadunidenses del mundo de las finanzas pueden comprar fácilmente a sus propios funcionarios elegidos para perpetuar el sistema.” (Imperialismo, banqueros, guerra de la droga y genocidio. James Petras, www.petras.lahaine.org).
Repito: “Cada banco importante en EU ha servido como un socio financiero activo de cárteles asesinos de la droga…”
La guerra contra la droga es un fraude. No tiene que ver con interdicción; tiene que ver con control. Washington provee la fuerza para que los bancos puedan acumular el gran dinero. Una mano lava a la otra, igual que en la Mafia.
 
* Mike Whitney vive en el estado de Washington. Para contactos: fergiewhitney@msn.com (.) Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens. Texto recibido de lasurda@lists.resist.ca
 
 
 
Pacto con Justicia y Dignidad
 
Eduardo Ibarra Aguirre
forum@forumenlinea.com
 
Avisados como fueron los del crimen organizado que la Confederación Nacional de Gobernadores movilizará 310 mil elementos policiacos y ministeriales, del 13 al 19 de junio, para atacar de 65 a 70 por ciento de los delitos del fuero común, se imponen seis días de repliegue o, de plano, de vacaciones de las bandas delincuenciales.
Sólo el afán de aparecer como muy sensibles a las exigencias de la caravana de Cuernavaca a Ciudad Juárez, con un encuentro en El Paso, Texas, podría explicar la pifia de los ejecutivos de las entidades del país, en voz de Marcelo Ebrard y a quien le vino como anillo al dedo. En tanto usuario de la estación del metro Normal desde 1972, registro la remodelación que hizo de los exteriores, pero manoseando a las 42 víctimas mortales del 10 de junio de 1971.
Naturalmente que todo tiene una justificación y ésta la expresó César Duarte, el gobernador de la desangrada y mártir Chihuahua. “El objetivo –dijo– es alentar a la población a que en esta acción estemos coordinados”. ¡Ah!
Judith Torrea, periodista vasca que 14 años después retorna a vivir a la ciudad más insegura del planeta, enseguida de presentar Juárez en la sombra: crónica de una ciudad que se resiste a morir, lo explica mejor. “No es una guerra contra el narcotráfico es una guerra para el control del narcotráfico, uno de los mayores negocios del mundo, no sólo en México”. Y pregunta a los adictos del norte: “¿Cuántos muertos se necesitan en mi querida Juaritos para que una persona en Nueva York consuma en paz un gramo de cocaína?”
En contrapartida, el señor de las cinco estrellas castrenses hizo honor a ellas como adolescente, durante la cuarta visita a Estados Unidos en lo que va del año. “No tienen armas muy poderosas (los narcotraficantes). Nosotros tenemos más poderosas”, dijo para defender ante mexicanos de San José, California, su impugnada y cada día más rechazada estrategia militar y policiaca que supera los 41 mil asesinados. Y valiente como es él en los discursos, pero siempre rodeado por elementos del Estado Mayor Presidencial, como ninguno de sus antecesores, sentenció: “Acuso a la industria armamentista americana (sic) de los miles de muertos en México”.
Acusaciones que no impactan porque en las manos de Felipe Calderón está renegociar algunos de los términos de la subordinación a la estrategia de Washington frente a las drogas –rechazada incluso por Naciones Unidas–, a las que se opone siquiera a debatir su despenalización, con actitudes obtusas. En este caso se trata del restablecimiento de la prohibición de la venta de armas de asalto, aprobada durante la gestión de Clinton en la Casa Blanca.
La reacción presidencial y la de los gobernadores tienen como telón de fondo los lineamientos del Pacto Nacional con Justicia y Dignidad que plantea “el fin inmediato de la estrategia de guerra y la desmilitarización de las funciones policiacas, así como el regreso de los soldados a los cuarteles”.
Los firmantes demandan, también, cancelar la Iniciativa Mérida y otros instrumentos de cooperación con Estados Unidos en políticas castrenses.
Y por si lo anterior no fuera suficiente. “Juicio político a Felipe Calderón, Genaro García Luna y Javier Lozano”, es otra de las exigencias concertadas por los firmantes, entre los que destacan artistas, dirigentes empresariales, sindicalistas, ministros de diversos cultos, organizaciones sociales, agricultores y muchos activistas que promueven que el dolor por los deudos trascienda y ocupe la plaza.
Con tal diversidad es natural que los disensos tengan amplio espacio, pero convergen en algo esencial, la autonomía del movimiento respecto a los poderes institucionales y facticos.
Acuse de recibo
“México debe reconocer públicamente a Armando Salgado”, propone el periodista Ramsés Ancira. Poco importa que lo haga bajo uno de los membretes que recicla con poca fortuna y muchas críticas… El reconocimiento podría empezar por no publicar sus fotografías sin darle crédito, pagarle derechos de autor y festejarle los méritos en vida… Justamente para ello, Armando Lenin Salgado Salgado, cofundador de Desconcentraciones Urbanas del Medio Ambiente en Pilcaya, Guerrero, asistió el viernes pasado al Grupo María Cristina… Una semana antes lo hizo José Guadalupe Luna Hernández, autor del valioso y bloqueado libro Información programática y rendición de cuentas. Claves para entender el uso indebido de los recursos públicos en el gobierno de Enrique Peña Nieto… Sobre Ni los veo ni los oigo (6-VI-11), la abogada Norma Esperanza Falcón Ruiz comenta: “Los hechos hablan, por lo tanto la actitud de respeto a nuestra Carta Magna señala el camino de los luchadores infatigables para que la sociedad, los pueblos en su conjunto de nuestro territorio nacional, no sean debilitados por la desunión que los tiranos fomentan. Vayamos unidos al renacimiento de un futuro que nos mantenga firmes, acordes a nuestra nacionalidad, a nuestros valores y a nuestra decisión de ser y estar por el bien de todos, no sólo de unos cuantos”.